La época veraniega ya ha dado su pistoletazo de salida con la recién estrenada normalidad y el primer día de estío. Manuel Díaz 'El Cordobés' (51 años) y su mujer, Virginia Troconis (40), se han trasladado a Marbella para disfrutar del buen tiempo de la Costa de Sol. Los fotógrafos los siguieron esperando encontrar junto a ellos a Alba Díaz Martín (20), la hija del torero.

Noticias relacionadas

La influencer siempre es muy codiciada por la prensa y esta vez, además se daba el caso de que Javier Calle (33), el que ha sido pareja de Alba durante los últimos tiempos, inauguraba Opium, el top de los beach clubs de Europa: un destino clave para el turismo de lujo, que regente como director de relaciones públicas.

Pero Alba no apareció. La joven ya se había convertido en un icono de este espacio, en el que también trabajó como camarera cuando solo tenía 17 años. Según ha podido saber JALEOS en exclusiva, la pareja se ha separado de nuevo a pesar de haberlo intentado "con todas sus fuerzas".

Alba Díaz y el empresario Javier Calle. Gtres

Los dos se habían dado una nueva oportunidad, pero a pesar de sus buenas intenciones "no pudo ser" y tomaron la decisión de ir cada uno por su lado. Aunque el noviazgo no prosiga, la relación entre la influencer y el empresario es "muy buena" según fuentes cercanas a la pareja. La famosa imagen del año pasado de Alba luciendo bikini en el club de su novio no ha podido repetirse en la inauguración de esta temporada.

Allí se la podía ver subida a los lomos del emblema del club: el famoso flamenco y luciendo un cuerpo espectacular. La hija de Vicky Martín Berrocal (46), que ha pasado el confinamiento en plena naturaleza, en la finca que su padre tiene en Sevilla, ya ha vuelto a la normalidad en Madrid. Hace poco se la podía ver cenando con unos amigos por la capital. De la misma manera que se ha podido ver al empresario Javier Calle con su grupo habitual de amigos en beach club que dirigen en Marbella.

Un amor de ida y vuelta

Alba Díaz y Javier Calle en una imagen de su Instagram. Redes sociales

Aunque la historia de amor de Alba y Javier acabó en diciembre, poco antes del confinamiento se dieron una nueva oportunidad. Pero no pudo ser. Alba iba a Marbella casi a escondidas. Llegaba a Málaga, cogía un Uber en la estación del AVE e iba directa a la casa de la urbanización la Pera donde vive su novio.

Alba aseguró en su primera ruptura que no cambiaría jamás nada y que Javier siempre sería "su familia". Fuentes cercanas a la pareja informan a este medio que "ambos se siguen llevando fenomenal y que son muy amigos". El 1 de diciembre Alba escribía en redes sociales que ambos habían tomado caminos por separado. En ese comunicado, definió su vínculo como algo mágico. "Me he dado cuenta de que tengo mucho que aprender y mucho que madurar para estar con una persona tan correcta y madura como Javi. Siento que soy un bebé y que tengo toda la vida por delante para pegarme la hostia y volver a levantarme y que tengo que volar y convertirme en quien quiero ser", dijo. Lo suyo había llegado a su fin, pero el amor a su "pollo" lo podía todo y meses más tarde volvieron a acercarse sin ningún resultado.

Javier Calle, éxito en Marbella

Javier Calle.

Javier Calle no quiere hablar de su ruptura con Alba. Siempre se ha mantenido en un segundo y discreto plano respecto a la relación con la hija de El Cordobés. Él siempre ha mantenido que no es un personaje público y que solo habla de sus negocios, que van viento en popa. Hace solo un año, el desembarco en Marbella del grupo catalán Costa Este copó los negocios de ocio de la ciudad y la empresa de Javier Calle se asoció con el emporio de los Bordas, una de las familias más ricas de Cataluña y dueños del citado grupo.

Son los titanes que dominan la noche barcelonesa y se hicieron con casi la totalidad de las acciones de The Group en Marbella. La firma está encantada con la participación de Javier Calle en la empresa debido a sus buenos contactos con la jet set y la aristocracia, estas personas siempre recalan en su club. Véase Felipe Froilán de Marichalar (21), un asiduo a Opium. Este emplazamiento de ultradiseño, quiso ser adquirido por los hombres de Abel Matutes de Ibiza para convertirlo en un Ushuaïa, pero al final, los catalanes se llevaron el gato al agua poniéndolo en el punto de mira de la aristocracia europea. Es el primer club de playa que ha abierto en Marbella con la nueva normalidad.

Manuel Díaz, en su segunda residencia 

Manuel Díaz y Virginia Troconis. Instagram

Al torero Manuel Díaz también se le ha visto en numerosas ocasiones en este club de playa tomándose un café. En esta ocasión no se le ha podido ver ni tampoco se ha pronunciado sobre la ruptura de su hija. La pareja tenía muchas ganas de disfrutar del mar y los chiringuitos de playa y a eso se han dedicado en este primer día de verano con sus dos hijos pequeños Manuel (16) y Triana (12).

El diestro suspendió todas las corridas que iban a suponer su vuelta a los ruedos tras su operación de cadera de la que ahora se encuentra fantásticamente. La pareja suele pasar casi todos los veranos en la propiedad que tienen en la zona Bahía de Marbella, una de las playas más espectaculares de la Costa del Sol y donde Alba también acude todos los veranos.

[Más información: Alba Díaz le es 'infiel' a su madre y se convierte en la nueva 'imagen' de Lidl]