Solo una semana después de conocer la relación entre Diego Matamoros (33 años) y Carla Barber (30) ha salido a la luz la nueva ilusión de Estela Grande (25). La modelo reconvertida en colaboradora del programa Viva la vida confesaba hace un par de semanas que la reconciliación con su exmarido era imposible: "Algo se ha roto", expresaba. Aunque en vista de las últimas noticias, parece que desde hace un tiempo ambos ya tomaron rumbos diferentes y recuperaron la sonrisa junto a otras personas.

Noticias relacionadas

Estela se enfrentaba el pasado fin de semana a unas imágenes muy explícitas de Diego y Carla besándose sin cesar en una terraza, dejando clara su pasión y la existencia de una historia de amor que comenzaba con ganas. Ante estas fotografías, la joven solo quiso mostrar su apoyo y parte de indiferencia sobre el que un día fue el hombre al que dio el 'Sí, quiero': "Es complicado verlo, aunque yo ya no sienta lo mismo, no es agradable. Le deseo que sea súper feliz", era la respuesta que daba Grande a la pregunta directa de Emma García (47).

Portada de la revista 'Semana' en la que desvelan la relación entre Estela y Juan.

Según ella misma contó, supo del interés que existía entre Matamoros y Barber hace más de un mes, cuando el propio Diego le contó que estaba conociendo a la médica, aunque días más tarde se lo negó.

Ahora, en vista de lo que publica la revista Semana, se conoce que Estela Grande también estaba iniciando una relación sentimental durante el confinamiento. Al igual que su ex, la vía telefónica y telemática ha sido la forma en la que comenzó el contacto con su nueva ilusión, un joven muy conocido en el deporte rey, el fútbol.

La modelo ha empezado una relación con Juan Antonio Iglesias Sánchez, futbolista del Getafe Club de Fútbol. Tiene 21 años y es natural de Valladolid, pero ha vivido en diversos puntos de la geografía española debido a su trabajo.

Ha vivido en Logroño durante varias temporadas cuando fichó por el equipo local y ahora reside en Madrid, tras ser solicitado por el club getafense. Sin embargo, a pesar de la distancia siempre se las ha ingeniado para estar con los suyos. Es muy familiar, está estrechamente unido a su hermano Gonzalo, y nunca se separa de su perro, un pastor alemán llamado Gant que tiene incluso su propia cuenta de Instagram.

Estela y Juanito -como se hace llamar en sus redes- ya se han citado en persona en varias ocasiones, justo cuando la capital española pasó a la fase 1. No obstante, aunque ella sí le sigue en las redes sociales, él no le ha devuelto el follow hasta el momento, quizá por no llamar la atención y convertir su vida en una historia mediática.

Iglesias también es un gran amante del campo, de los tatuajes (aunque más sutiles que los de Diego Matamoros) y de los coches de gama alta. Prueba de esto últimos son los selfies que comparte en su vehículo deportivo cada vez que tiene que trasladarse en él a los entrenamientos o a visitar a la familia.

Como deportista profesional que es, Juan Antonio cuida mucho de su imagen y con especial interés en los últimos meses, ¿tendrá algo que ver la llegada de Estela a su vida?

[Más información: Quién es Carla Barber, la médica y exmiss que ha devuelto la ilusión a Diego Matamoros]