El hijo de Ana Obregón (65 años) y Alessandro Lequio (59) descansa desde la tarde de este miércoles en el Tanatorio Sáncho de Ávila, en Barcelona, tras su fallecimiento en el Hospital Quirón de la Ciudad Condal a causa del cáncer que padecía desde hace dos años. Más de 600 kilómetros separan al joven de su lugar natal, Madrid, y por eso, este viernes 15 de mayo a las 8 de la mañana será trasladado para recibir el último adiós donde su familia así lo requiera.

Noticias relacionadas

Saldrá del tanatorio para ser llevado al crematorio o al cementerio, tal y como ha informado Vanitatis. Debido a la fase 0 de la desescalada en la que se encuentran tanto Barcelona como Madrid, solo pueden acompañarlo tres personas en este proceso de traslado.

Actualmente, Álex se halla rodeado de sus familiares más cercanos, porque las limitaciones de seguridad sanitaria así lo estipular. No hay ni habrá ceremonias ni visitas a la sala de velatorio, y el adiós será forzosamente íntimo, algo que supone un gran golpe para los abuelos y allegados del joven, que no podrán despedirse de él de forma física.

Esto se debe a que desde el pasado 21 de marzo, los tanatorios de la Barcelona están cerrados. En caso de que la defunción no haya sido por infección de Covid-19, se permite el acceso a tres personas por difunto. Por este motivo, para esta ocasión sí podrán estar presentes sus padres en el velatorio final. Sin embargo, esto no se está llevando a cabo en ninguna sala habitual, sino en un lugar estéril y habilitado para las excepciones como esta. En este sentido, el tanatorio no permite recibir visitas y respetar siempre ese número limitado de acompañantes junto al fallecido.

Lo que sí existe es la posibilidad de que la familia traslade a Álex a Madrid y así descanse eternamente en la capital, donde estaría mucho más cerca de los suyos.

Las despedidas más duras

Clemente Lequio (32 años), hijo nacido del matrimonio entre Alessandro Lequio (59) y Antonia Dell'Atte (60), fue el primero de los familiares que quiso publicar un mensaje a su hermano Álex tras conocerse su muerte. "Breathe deep. Enjoy life. Some of you take it for granted ("Respira profundo. Disfruta de la vida. Algunos de vosotros la dais por hecho"). Este era su último mensaje. Te quiero Álex, un dolor inmenso que en pequeñísima parte se alivia con el pensar de que ya no estas sufriendo. Algún día nos volveremos a ver y podremos disfrutar de todo el tiempo perdido y mal gastado", escribía el joven.

Han tenido que pasar varias horas para que Ana Obregón, desolada, tomara fuerzas para emitir unas palabras acerca del fallecimiento que quedará por siempre marcado en su vida. La actriz solo ha podido escribir cuatro palabras, muy duras y desgarrados, para desvelar cómo se siente en estos momentos: "Se apagó mi vida". Lo ha hecho en sus redes sociales junto a una imagen en la que aparece junto a su "grandullón", abrazándole por detrás, como siempre hizo, protegiéndole y pendiente de él.

Este mediodía también ha roto su silencio Alessandro Lequio. El padre del joven ha pasado 24 horas recibiendo mensajes de ánimo y pésame de innumerables personas, y ha querido mostrar sus sentimientos a través de un precioso tuit en inglés dedicado a su hijo: "Ok, Alex, lo capto... te sacaré del bosque, pero mientras tanto recuerda que eres y siempre serás mi luz y mi centro. Hasta el último aliento. Es el mayor honor ser tu padre. Dios te bendiga, Álex".

[Más información: Muere Álex Lequio a los 27 años a causa de un cáncer]