David Bisbal (40 años) está atravesando una de las mejores épocas de su vida en el plano familiar tras anunciar que espera su segundo hijo con Rosanna Zanetti (31). "Soy un enamorado de mi familia y estamos muy felices de que siga creciendo. Hace 4 meses recibimos la mejor noticia, ¡bebé en camino! Pronto seremos 5", escribió emocionado el artista en su Instagram.

Noticias relacionadas

Un nacimiento que se sumará al hijo que tiene con Zanetti, Matteo, y a Ella, fruto de la relación del cantante con Elena Tablada (39). En definitiva, una buena nueva con la que David y Rosanna se convierten en familia numerosa; y un motivo más de alegría para la pareja, fuertemente unida desde que se conocieron en 2016 y sellaron su amor con una discreta boda en Segovia en julio de 2018. 

Ahora que la familia de David y Zanetti crece, JALEOS ha podido conocer cómo se encuentran las cuentas de las empresas del artista. Compañías que son un reflejo del éxito que ha cosechado Bisbal en sus casi 20 años sobre los principales escenarios del panorama nacional e internacional. 

Su aventura empresarial comenzó en 2002, al poco de abandonar la academia de Operación Triunfo. David Bisbal fue consciente del prometedor futuro que tenía ante él y decidió fundar dos compañías para gestionar su trabajo. Un movimiento habitual en esa época, cuando los asesores aconsejaban a los famosos que administraran su trabajo a través de sociedades. 

Así, el artista creó a comienzos de ese año dos empresas, Indalo Música e Indalo Viviendas, en las que él aparecía como administrador único y en las que incluyó a su hermano José María en calidad de apoderado. Unas compañías con las que, además, mostraba lo orgulloso que se encontraba de sus orígenes al ponerles un nombre con el que hacía un guiño al símbolo de la buena suerte de la provincia de Almería. 

La más boyante es Indalo Música, dedicada a la "realización de actividades relacionadas con el mundo del artista y del espectáculo. La gestión del cobro de royalties, cánones o cualquier otro tipo de remuneración relacionados con la contratación de artistas". Es decir, dedicada a su trabajo en el sector de la música y, por lo tanto, a su principal fuente de ingresos.

Y, a pesar de que en los últimos años ha atravesado ciertas dificultades en el terreno financiero, las cuentas del ejercicio 2018 demuestran que la empresa de David Bisbal está consiguiendo poco a poco salir del bache. Todas sus cifras arrojan una tendencia positiva, y las principales partidas que indican en qué situación se encuentra una compañía han mejorado. 

La pareja ha comunicado que amplía la familia con una tierna fotografía.

Así, solo en 2018 registró unos ingresos de más de 250.000 euros (más que en el año anterior) y consiguió reducir las pérdidas hasta alcanzar ese ejercicio poco más de 40.000 euros. Una cantidad que, aunque sigue siendo negativa, es inferior a la registrada años atrás y que muestra que poco a poco la empresa está consiguiendo mejorar su situación económica. 

Indalo Música ha podido mantener estas pérdidas, en parte, gracias a su patrimonio (lo que posee una empresa una vez se le han restado las deudas). Las últimas cuentas presentadas por David Bisbal en el Registro Mercantil demuestran que durante los últimos años la sociedad ha recurrido a esta partida para hacer frente a sus problemas financieros, y ha ha pasado de acumular más de 140.000 euros en 2016 a unos 30.000 euros dos años después. 

Paralela a esta compañía está Indalo Viviendas S.L., una empresa inmobiliaria que desde hace años no registra casi actividad. El músico fundó esta sociedad meses después de salir de la academia, cuando ya empezaba a despuntar en la industria de la música y podía permitirse desembolsar 150.000 euros en la fundación de la compañía. Una cantidad muy superior a los 3.000 euros exigidos como mínimo por ley. 

Esta empresa puede presumir de encontrarse en una situación financiera mucho más boyante que Indalo Música, ya que solo en 2018 obtuvo unos ingresos de explotación cercanos a los 170.000 euros y unos beneficios de más de 90.000 euros. Unas buenas cifras con las que consiguió abandonar las pérdidas que llevaba arrastrando años atrás y volver a ser rentable.

Esta partida, sin embargo, no es la única donde se puede apreciar la buena situación en la que se encuentra esta compañía. El patrimonio, que había sido el salvavidas al que la compañía se había agarrado para no ahogarse en ese mar de números rojos que había vivido en los últimos años, también creció en 2018 hasta alcanzar más de 3,25 millones de euros, una gran suma de dinero que se debe principalmente a la amplia cartera de propiedades que posee Bisbal y que están asociadas a la empresa. 

Imperio inmobiliario

Parte de los éxitos y los ingresos que ha cosechado sobre los escenarios los ha reinvertido en sus empresas y en formar un gran imperio inmobiliario. Más allá de la vivienda en la que vive en Madrid junto a Rosanna Zanetti, el artista también posee en su haber casas y locales en Almería y hasta una mansión en Miami.

La propiedad a la que llama su hogar es un chalé situado en la zona de San Sebastián de los Reyes, en Madrid, en un terreno superior a los 3.407 metros cuadrados con una superficie construida de 501 metros cuadrados. Una gran superficie que se distribuye en dos plantas y que es perfecta para acoger la gran familia del artista gracias a sus cuatro dormitorios. 

David Bisbal ha constituido un gran imperio inmobiliario a lo largo de su carrera.

Esta es su propiedad principal, pero no la única. También tiene un piso con dos plazas de garaje en la Moraleja, un chalé en Castell del Rey (a pocos kilómetros de su Almería natal), un piso situado en el barrio alto de Almería que ahora pertenece a sus padres, y otro piso en la zona portuaria de la ciudad andaluza que está valorado en 350.000 euros. 

Un imperio inmobiliario en España que se completa con el lujoso apartamento que posee en Miami, ciudad en la que ha vivido durante mucho tiempo y en la que incluso conoció a Elena Tablada. Se trata de un exclusivo piso en Collins Avenue, una de las mejores zonas de la ciudad estadounidense, que mide 500 metros cuadrados y que está valorado en 700.000 euros.

[Más información: David Bisbal: "Este confinamiento estoy con mi familia y me ha venido muy bien"]