Tamara Falcó (38 años) se convertirá en la futura marquesa de Griñón tras la muerte de su padre Carlos Falcó el pasado 20 de marzo a causa del coronavirus. En sus últimas voluntades, el aristócrata dejó redactado su deseo expreso de que su hija fuera la que heredara el título del marquesado.

Noticias relacionadas

Con el reparto de herencia ya sobre la mesa, el título Grandeza de España de marqués de Castel-Moncayo irá a parar a su hijo mayor, Manuel, y el título de marquesa de Mirabel recaerá sobre su hija Xandra, según ha informado la revista ¡HOLA!. 

La portada de '¡Hola!' del miércoles 6 de mayo.

Para poder llevar a cabo este reparto, Carlos Falcó realizó una cesión en vida, de forma que introdujo una adenda en su testamento que contaba con la aprobación del Rey. De esta forma, el primogénito ha obtenido la denominación de mayor importancia mientras que Tamara ha recibido el título familiar, que recibió los Fernández de Córdoba de manos de la reina Isabel II en 1862. 

Tanto sus hijos como su viuda, Esther Doña (42), están conformes con lo estipulado en las últimas voluntades del aristócrata, tal y como explica ABC. Lo cierto es que su primogénito, Manuel, ya tenía a su nombre alguna de las fincas y gran parte del accionariado de una de las sociedades de su padre, al que ayudaba en la gestión de la empresa. 

Propiedades a las que hay que sumar el palacio El Rincón, la propiedad más valiosa que está valorada en cinco millones de euros; el 33 por ciento que poseía del palacio de Mirabel en Plasencia; y parte de una finca en Navalmoral de la Mata, la Quinta Casa de Vacas y Marqués de Griñón Family Estates, una sociedad destinada a la producción vitivinícola, entre otros. 

Un legado sobre el que la propia Tamara Falcó ha hablado en sus redes sociales, con una publicación en la que aparece recosatada sobre un sofá, con el libro Enteder de vino escrito por su padre. "Gracias Papi por dejarme el legado más bonito que se le puede dejar a una hija: tu amor", ha escrito junto a la instantánea. 

El marqués de Griñón falleció el pasado 20 de marzo en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid a los 83 años de edad a causa del coronavirus contra el que había estado batallando durante días. Hasta la fecha, el empresario no había presentando ninguna patología previa de relevancia.

Tamara Falcó junto a su padre, en una imagen de archivo.

Durante el tiempo que estuvo ingresado, Tamara, sus hermanos y Esther Doña se mantuvieron unidos en la distancia para superar juntos estos momentos tan duros. Y es que a la muerte del aristócrata hay que sumar que la familia no pudo vivir el duelo con normalidad, debido a las restricciones impuestas por las autoridades para evitar la propagación del coronavirus. El 25 de marzo Carlos Flacó fue incinerado en el crematorio Sur de Madrid en una ceremonia íntima a la que solo acudieron Tamara junto a Manuel y a Xandra.

Ese mismo día, la hija de Isabel Preysler (69), considerada para muchos el ojito derecho del marqués de Griñón, compartió una emotiva publicación en sus redes sociales donde quiso agradecer las muestas cariño recibidas y en la que rindió homenaje a su padre. 

"Desde la familia Falcó queremos dar las gracias a todas las personas que nos habéis mostrado tanto cariño y apoyo durante estas últimas semanas. En especial, nos gustaría agradecer a los médicos, sanitarios de la Fundación Jiménez Díaz y del grupo Quirón, la atención y cuidados que recibió nuestro padre desde que ingresó hasta su fallecimiento", escribió días después de su muerte la propia Tamara junto a una fotografía del aristócrata junto a sus hijos.

Imagen que ha acompañado el comunicado: Carlos Falcó con sus cinco hijos.

"Nuestro padre fue una persona excepcional, que amó a su país y trabajó por él sin descanso, como agricultor, productor de vinos e importando tecnologías que modernizaron la industria nacional. Fué un idealista, bueno y generoso con sus hijos y amigos y estará siempre vivo en nuestra memoria. Manolo, Sandra, Tamara, Duarte y Aldara", añadió. 

Manolo y Sandra son los mayores de los hermanos Falcó que nacieron fruto del matrimonio da Carlos Falcó con Jeannine Girod, una francesa a la que conoció cuando estudiaba en Estados Unidos; Tamara Falcó es la mediana, justo en el centro de los cinco; mientras que Duarte y Aldara son los pequeños del clan, fruto del matrimonio del marqués de Griñón con Fátima de la Cierva, con quien convivió durante más de 17 años. 

[Más información: Primeras palabras de Tamara Falcó tras la muerte de su padre: "Fue bueno y generoso con sus hijos"]