Este sábado 18 de abril Ana Boyer cumple 31 años. La hija pequeña de Isabel Preysler (69 años) se encuentra en casa de su madre, en la mansión de Puerta de Hierro, conocida mediáticamente como Villa Meona debido a sus 13 cuartos de baño. Allí podrá disfrutar de una celebración en familia, ya que permanece confinada junto a su marido Fernando Verdasco (36), su hijo Miguel (1) y su hermana Tamara Falcó (38 años) desde que se decretara el estado de alarma.

Noticias relacionadas

Precisamente esa reunión familiar ha facilitado que Tamara se sienta arropada tras el fallecimiento de su padre, Carlos Falcó, hace un mes. El marqués de Griñón moría víctima del coronavirus el pasado 20 de marzo a los 83 años de edad en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

La felicitación de Tamara Falcó a Ana Boyer por su 31 cumpleaños. RRSS

Solo horas antes de conocer su muerte, su hija le dedicaba una publicación en sus redes sociales por el Día del Padre, en la que aseguraba que "no podía desear un padre mejor". Este sábado, sin embargo, la dedicatoria es para su hermana Ana Boyer. Y lejos de demostrar tristeza en estos difíciles momentos para Tamara, la diseñadora ha querido felicitar a la esposa del tenista con una antigua y simpática fotografía de la infancia de ambas. "Happy birthday a mi hermana chiquitina, que siempre voy a querer con todo mi corazón", escribe sobre una imagen de dos jóvenes hermanas Preysler posando en bañador en algún destino playero de lujo.

Se trata de un mensaje que llega en una situación compleja para el mundo debido a la pandemia que no solo asola España sino también el resto del planeta, y que mantiene confinados a miles de millones de personas en todo el globo. Además, por culpa de esta crisis sanitaria, la ganadora de Masterchef Celebrity 4 ha perdido a su padre. Sin embargo, la parte positiva de este confinamiento obligado y que repercute en la propia Tamara Falcó, es que puede disfrutar de la compañía de su hermana, su cuñado y su sobrino en casa. Un privilegio que no suelen tener muy a menudo debido, por una parte, al trabajo del tenista, que le hace viajar de forma constante, y por otra, a que la familia Verdasco Boyer está instalada de forma oficial en Qatar.

De hecho, apenas unos días antes de que el Gobierno decretara el estado de alarma, Ana, Fernando y su pequeño se encontraban en Las Vegas. Poco antes habían estado en Nueva York, también en Miami y por supuesto en su casa fija en los Emiratos Árabes. Pero volaron a España en el momento justo para poder pasar el encierro en familia y entre los amplios y exclusivos rincones de Villa Meona.

Tamara Falcó junto a su sobrino Miguel, hijo de Ana Boyer y Fernando Verdasco, en Villa Meona.

La gran mansión posee un amplísimo jardín en el que el niño del clan, Miguel, ya ha disfrutado de varios paseos junto a su tía Tamara. Estos momentos han llenado de energía a la diseñadora en estas complicadas semanas y así lo hacía saber en sus redes: "La primavera siempre ha sido símbolo de la vuelta a la vida. Mi ahijado Miguel con su añito recién cumplido me recuerda justamente eso", expresaba a principios de mes.

El de Ana Boyer será el segundo cumpleaños que celebren durante el confinamiento en la casa familiar, ya que el pasado 26 de marzo el hijo del tenista y su esposa cumplía su primer aniversario. Unos días de alegría que contrastan con la gran tristeza y dolor que sintió Falcó hace un mes con la pérdida de su padre. No obstante, día a día, su hermana y su familia permanecen a su lado demostrando cómo el amor fraternal lo cura todo.

[Más información: Primeras palabras de Tamara Falcó tras la muerte de su padre: "Fue bueno y generoso con sus hijos"]