Ana María Aldón (42 años), esposa de José Ortega Cano (66), se ha convertido, sin lugar a dudas, en una de las grandes protagonistas de esta vigente edición de Supervivientes 2020. El programa de Telecinco le ha dado la oportunidad de darse a conocer al gran público, teniendo en cuenta que ella siempre ha permanecido a la sombra del extorero, y la de Sanlúcar se lo ha tomado al pie de la letra.

Noticias relacionadas

Canta, baila, discute e incluso ha trazado una línea familiar con Rocío Flores (23 años), la sobrina de su hijastra Gloria Camila (25), dejando claro que allí cada una ha ido a hacer su concurso. Pero algo más allá de todo eso ha llamado la atención de la audiencia y así lo han manifestado, incluso, en las redes sociales. Los más de dos meses que los participantes llevan en los Cayos Cochinos de Honduras ya se hacen evidentes en su físico. Y no solo han perdido peso de manera masiva sino que el sol, el hambre y la deshidratación se nota también en sus rostros. 

Ana María Aldón ha sido una de esas personas que ha dado un espectacular cambio físico provocado también por algunos retoques estéticos que la gaditana se hizo justo antes de poner rumbo al reality más extremo de la televisión. Pero, ¿a qué tratamientos estéticos ha recurrido? Para averiguarlos, JALEOS ha contactado con el doctor Miguel de la Peña, director y cirujano de las Clínicas Diego de León, quien desde el punto de vista experto ha analizado el rostro de Ana María Aldón y ha ofrecido incluso la cantidad que la diseñadora podría haber invertido para presentar el aspecto que tiene ahora mismo. 

Ana María Aldón, antes y después de su cambio físico.

"Si comparamos la piel y facciones de Ana María justo antes de entrar a Supervivientes con las de ahora, se aprecia también que han aflorado líneas de expresión y arrugas incipientes o dinámicas que antes no estaban. Esto se debe a que los tratamientos de medicina estética que se habría realizado antes de esta aventura se están reabsorbiendo progresivamente con el paso del tiempo. Aldón habría optado por varios tratamientos faciales de medicina estética, es decir, que no requieren pasar por quirófano", comienza relatando el doctor. 

Y continúa: "En primer lugar, una sesión de botox completo para borrar las arrugas de la frente, el entrecejo y las patas de gallo. Como se percibe en las fotografías, estas arrugas habrían empezado a reaparecer, especialmente las horizontales de la frente que van de extremo a extremo y las de las patas de gallo. Este tratamiento lo realizan doctores especializados a través de microinfiltraciones en el tercio superior del rostro. La dosis y su aplicación se debe adaptar al paciente, tanto al nivel de la arruga como a su edad, estilo de vida y el efecto que se quiere conseguir. Este punto es muy importante para que el resultado sea natural. Costaría unos 450 euros".

1. Ojeras

"Por otra parte, Ana María Aldón se habría realizado varios tratamientos con ácido hialurónico antes de su paso por la isla: ojeras, pómulos, surco nasogeniano, mandíbula y labios. El relleno de ojeras con ácido hialurónico justificaría que las primeras semanas el área periocular estaba prácticamente intacta y a estas alturas empieza a tener ojeras más hundidas y oscurecidas. El precio sería de unos 250 euros", apunta De la Peña.

2. Pómulos

Y prosigue: "En los pómulos habría optado por el efecto contouring, que consiste en la marcación de pómulos con ácido hialurónico –aportando volumen, definición e hidratación-. Y Ellansé –otro componente dérmico- para tensar la zona inferior de los pómulos. La combinación de ambos componentes costaría unos 650 euros".

Ana María Aldón hace unos años y en la actualidad. Gtres

3. Surco nasogeniano y labios

Además, el doctor también observa un leve aumento de labios: "Las arrugas del surco nasogeniano –las dos líneas que van desde ambos extremos de la nariz a la comisura de los labios- también serían más evidentes ahora, por lo que podría denotar que se habría sometido a un relleno de ácido hialurónico en el surco. Además, los labios también han perdido volumen y definición –aunque de una forma muy leve-. Se habría realizado un aumento de labios a base de microinyecciones con ácido hailurónico. El precio sería unos 550 euros".

4. Arco mandibular y mentón

Otra de los cambios que se percibe el doctor comparando las fotografías de los comienzos de su relación con Ortega Cano y las de antes de entrar al concurso, es su mentón y arco mandibular. "En aquel entonces tenía el óvalo facial desdibujado y redondeado y justo antes de entrar a la isla se apreciaba más definido y estructurado. Este efecto puede conseguirse con el perfilado de mandíbula y mentón a base de microinfiltraciones de ácido hialurónico. Este tratamiento estiliza las facciones del rostro y tiene efecto rejuvenecedor. Le habría costado unos 300 euros".

Ana María Aldón, antes y durante 'Supervivientes'.

5. Luminosidad, hidratación y efecto buena cara

"Por último, la piel con el paso del tiempo está más demacrada y deshidratada. Para su incorporación al concurso habría optado por una mesoterapia facial con vitaminas para conseguir un efecto buena cara. Se aplica un cocktail personalizado de vitaminas en puntos estratégicos del rostro que generan pequeños puntos de luz en las facciones más favorecedoras, hidrata y revitaliza la piel del rostro. Le habría costado unos 250 euros. También se aprecian marcas y manchas provocadas por el sol, pero si quiere deshacerse de ellas cuando finalice el concurso, podría optar por el láser fraxel, un tratamiento que elimina imperfecciones, manchas y marcas de la capa superficial de la piel, gracias al impacto que produce en el colágeno y la elastina. La piel se renueva por completo y le costaría 250 euros por zona", ha concluido el doctor De la Peña. En total, unos 2.500 euros en retoques que según ha podido saber este periódico, Ana María se realizó en las clínicas Pérez Díaz, mismo lugar donde se hizo otros tantos tratamientos su compañera de aventuras, Rocío Flores

[Más información: José Ortega Cano, un padre entregado durante la ausencia de Ana María Aldón]