Tres semanas encerrados en casa dan para mucho y han conseguido agudizar el ingenio de los millones de españoles que están confinados en su domicilio, que han tenido ideas de todo para mantenerse entretenidos o incluso para continuar con su trabajo desde casa. Como le ha ocurrido a Antonio Pardo (51 años), el exmarido de Gema López (48), que ha decidido reinventarse durante la cuarentena.

Noticias relacionadas

Estos días el actor se encuentra en la casa que posee en el campo de Castilla y León, a donde acude de manera habitual junto a su hija para disfrutar de los periodos de vacaciones. En esta ocasión, sin embargo, ha elegido esta propiedad para pasar las largas semanas de confinamiento alejado de Madrid, la ciudad española donde se han producido más casos de contagio por coronavirus. 

El salón rústico de esta vivienda se ha convertido en el escenario improvisado donde el exmarido de Gema López imparte de manera online sus clases de esgrima. Junto a una chimenea rústica de piedra y un par de mesas de Ikea como atrezo, Antonio ha impartido varias clases donde enseña las posiciones de defensa básicas en este deporte, a diferenciar las diferentes espadas o incluso a construir estas herramientas con los más pequeños de la casa, para tenerlos entretenidos. 

Con los plásticos de embalaje de los electrodomésticos, los cartones que hay olvidados por casa o incluso con un churro de espuma para la piscina, el intérprete propone a los seguidores de su taller de esgrima, Las espadas de los valientes, algunas técnicas para hacer más amenas estas largas semanas de confinamiento. 

Unos vídeos que comparte en sus redes sociales y que por el momento no están teniendo mucha visibilidad, ya que la publicación que más visualizaciones tiene no supera las 190 reproducciones. Eso sí, sus amigos se muestran muy ilusionados con esta propuesta, y no dudan en ofrecerle su apoyo en las redes sociales con varios emoticonos de corazones y de aplausos.

Antonio Pardo impartiendo clases en una imagen de sus redes sociales.

Con en este proyecto Antonio Pardo consigue entretenerse durante su confinamiento y de paso seguir practicando una de sus grandes pasiones: la esgrima. El exmarido de Gema López comenzó a formarse en esta profesión hace varios años, y en el año 2008 consiguió graduarse en esgrima escénica, sable, espada y daga, y disciplina académica en la Real Federación Española de Esgrima, con las clases impartidas por Jesús Esperanza. 

Desde entonces se volvió un experto, y al tiempo que compaginaba su trabajo como director y actor, trabajaba espada en mano tanto para producciones cinematográficas como impartiendo clases en la escuela Victor Ullate Ballet, en Madrid. Un trabajo en el que ejerce como un "profesor muy entregado con sus alumnos y empático", tal y como explicaron algunos alumnos a JALEOS al poco de comenzar este proyecto. 

En 2001 Antonio creó la Productora ETC, que diseñó espectáculos de calle para parques temáticos y en 2004 se aventuró a crear Conga Producciones junto a su entonces pareja, Gema López, que ha producido espectáculos para el Ayuntamiento de Madrid y para la II Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia 2007, entre otros trabajos. 

Dos años divorciados

El 1 de febrero de 2018 se supo que Gema López y Antonio Pardo habían decidido divorciarse. Una noticia con la que la colaboradora de Sálvame vivió uno de sus peores temores: convertirse en personaje público. Su vida personal pasó a ocupar cientos de titulares y cada aspecto de su vida fue analizado con lupa (incluso en su programa se han tratado algunos temas sobre su intimidad que años atrás serían impensables). 

Gema López y su ex, Antonio Pardo Sebastián.

Dos años después de esta separación, la relación entre la colaboradora de televisión y el director teatral sigue siendo muy buena. Ya cuando saltó la noticia de su divorcio, se explicó que la ruptura ocurrió de forma amistosa y hubo un entendimiento extraordinario sobre todo por la hija que tienen en común: Nadia.

[Más información: El nuevo proyecto del exmarido de Gema López, un año después de su divorcio]