El confinamiento en casa que ha estipulado el Gobierno para frenar la crisis sanitaria del coronavirus ha conseguido que redes sociales como Instagram se inunden de vídeos de influencers, famosos y entrenadores ofreciendo sesiones de ejercicio de manera pública. No hay día que falle. Y uno de los rostros conocidos del panorama español que ha querido unirse a la causa y presumir de buena salud es Paula Echevarría (42 años).

Noticias relacionadas

La actriz ya era asidua a practicar deporte en casa y entrenada por su personal trainer Iñaky García varias veces a la semana, pero desde que las autoridades sanitarias pidieron a los ciudadanos mantenerse aislados en sus hogares, no ha dudado en compartir con sus tres millones de seguidores sus sesiones diarias.

Precisamente gracias a esos Stories de Instagram toda España ha podido ser testigo del equipado gimnasio que posee la asturiana. Máquinas de última tecnología, instalaciones profesionales y aparatología propia de los más expertos deportistas de élite. Y todo ello cuesta mucho dinero.

Concretamente, según ha podido indagar JALEOS, la intérprete posee maquinaria y elementos que suban la alta cifra de 32.000 euros. Este desembolso de lujo se distribuye entre: una cinta de correr profesional de 13.500 euros, una pared para ejercicios varios de 12.500 euros, una máquina de remo de 3.500 euros, kits de mancuernas cromadas y hexagonales de diversos pesos valorado en más de 2.000 euros o el estante para mantener ordenadas varias decenas de mancuernas por cerca de 1.000 euros.

Paula ha 'gastado' miles de euros en tener a su disposición un gimnasio completo, pero este gasto no supone un derroche ya que lo tiene más que amortizado con sus sesiones semanales y sobre todo con los duros entrenamientos que también lleva a cabo en esa sala su novio, Miguel Torres (34).

Paula Echevarría y Miguel Torres, durante el entrenamiento.

De hecho, el equipamiento está muy enfocado a los entrenamientos que suelen realizar los futbolistas, por lo que Torres, como exjugador de La Liga estaría acostumbrado a esta maquinaria tan exclusiva. En cambio, la actriz suele emplear más el suelo despejado para extender su esterilla y realizar ejercicios de fitness, yoga, gimnasia dinámica y las diferentes tablas de acción que le instruye su personal trainer.

Además, en estos días de confinamiento, Paula Echevarría ha demostrado cómo sigue con sus clases de deporte. Y es que en su 'pequeño' gym posee una pantalla de televisión con la que conecta con Iñaky García vía Skype, tal y como ha enseñado públicamente a través de sus redes sociales esta semana.

El precio de sus dos entrenadores personales 

La exmujer de David Bustamante(37) lleva casi dos años inmersa en el mundo del deporte con especial interés. Por ello, cuando tomó la decisión de llevar una vida más sana no dudó en gastar lo que fuera necesario para conseguir un hábito vital y 'fichó' a dos personal trainers: uno para ejercicios de cardio y fitness rutinario; y otro, para adentrarse en el yoga y el pilates.

El entrenador que acude a casa de la actriz al menos dos veces por semana es Iñaky García, al que Bustamante conoció nada más salir de la Academia de Operación Triunfo. De los 11 años que David y Paula fueron marido y mujer, en la mayoría de ellos estuvieron en manos del preparador físico para lucir esas envidiadas fotografías en las playas que entonces copaban las portadas.

Paula está totalmente inmersa en los hábitos saludables desde hace dos años.

El entrenador ejerce su función trabajando a domicilio, pero también pertenece al equipo de profesionales del gimnasio Go Fit Fisico de Majadahonda. Inscribiéndose en el centro por 69'95 euros mensuales, cualquiera puede recibir las mismas instrucciones que escucha Paula Echevarría en su casa. Las tarifas de personal trainers de su categoría tienen un precio que ronda los 400 euros al mes por dos sesiones a la semana y asesoramiento nutricional. No obstante, los años de amistad que les unen habrán reducido el desembolso.

Por otro lado, cuando estalló el boom de la fiebre por las prácticas orientales, la actriz también contrató a una profesora de yoga a domicilio, con la que comenzó el pasado verano y por sus clases paga 60 euros la hora o 75 euros la hora y media. 

[Más información: Paula Echevarría, duramente criticada tras desvelar su medida para resistir al coronavirus]