Alejandra Rubio (19 años) continúa con su andadura en televisión después de que terminase su periplo como colaboradora de La isla de las tentaciones. La hija de Terelu Campos (54) ha fichado por el espacio Viva la vida, el mismo en el que se encuentran colaborando su madre y su tía, Carmen Borrego (53). Fue el pasado fin de semana cuando se estrenó y, más allá de su buen hacer ante la cámara, muchos se percataron en otra cosa: en su rostro. 

Noticias relacionadas

De natural anguloso y armonioso, en el conjunto algo no terminaba de cuadrar. ¿Se ha retocado la cara la nieta de María Teresa Campos (78)? A JALEOS se desliza la información de que, efectivamente, así ha sido y, para reforzarla, se ha puesto en contacto con Clínicas Lola Sopeña Medicina y Cirugía Estética. Desde la clínica se hace constar: "A pesar de tener un rostro joven y muy atractivo como es el caso de la hija de Terelu, en algunos casos hacer un pequeño y sutil retoque nos puede ayudar a funcionar mejor en cámara". 

Alejandra Rubio en tres momentos de su debut en 'Viva la vida'. Mediaset

En esa línea, se confirma que Alejandra se ha sometido a algunos retoques: "Un rostro más anguloso siempre sale más favorecido en pantalla, y por eso muchas modelos y actrices optan por realizarlo. El retoque que podemos ver si nos fijamos en Alejandra, que ha remarcado un poco más los pómulos sin aplicarles un gran volumen, es la infiltración de hidroxiapatita cálcica, presumiblemente Radiesse. Cuesta 399 euros". 

Pero esa no ha sido la única intervención a la que se ha sometido. Se continúa explicando: "La luminosidad que transmite su piel se debe a una mesoterapia facial con un cóctel de vitaminas infiltradas de 120 euros y una bioestimulación plaquetaria de 150. Esto le da a la piel del rostro una potente hidratación y nutrición. Este tratamiento es muy aconsejable para esas personas -hombres y mujeres- que someten su piel a un estrés permanente, ya sea por un maquillaje diario y potentes focos, contaminación, sol, etc". No solo son esos los efectos: "Además de hacer que la piel se muestre más luminosa y tersa, les protegerá de un envejecimiento prematuro debido a condiciones externas. Lo que está claro es que estamos ante una nueva generación de Campos que empieza su andadura televisiva con mucha información para cuidar su imagen en los platós". 

Su nueva vida sin Álvaro Lobo 

Álvaro Lobo junto a Alejandra Rubio. Gtres

Fue a principios de año cuando Alejandra sorprendía a la audiencia y a su propio entorno enrolándose como fichaje estrella de Telecinco. Se ponía por primera vez delante del foco de un plató de televisión siendo colaboradora de La isla de las tentaciones. Ella, que había mantenido la teoría familiar de continuar su carrera de Derecho y que poco o nada le interesaba la televisión, probó suerte en la pequeña pantalla. Ahora, tras firmar por Viva la vida, parece consolidarse su carrera en el mundo de la televisión. Lo cierto es que la presencia de Alejandra en los platós ha aumentado el interés que ya suscitaba como personaje del corazón por ser parte del clan Campos. Un seguimiento mediático que, según ella misma ha confesado, le ha granjeado jugosas ofertas televisivas. "Me llamaron para ir a Supervivientes y dije que no. Tampoco quise ir a los debates", desvelaba, asegurando que el medio televisivo no le resultaba atractivo: "Creo que se valora más la mala educación y el liarla parda que una persona que hace bien su trabajo", comentaba. Precisamente por esa visión de los programas de entretenimiento sorprendió que se enrolase en La isla, algo que muchos consideraron como un error en su proyección. 

Precisamente después de su estreno en el programa de Mediaset, saltó a los medios la ruptura entre Alejandra y su pareja Álvaro Lobo. Los rumores invadieron los medios de comunicación con más fuerza cuando la flamante colaboradora eliminó todas las fotos de Álvaro de su red social. Ella dio vagas explicaciones que, finalmente, terminaron desembocando en la realidad: la pareja había puesto punto final a su historia. 

Ahora bien, ¿cuál es el motivo de esta ruptura? Se publicó que la razón estaba en una supuesta nueva ilusión de Alejandra con Suso Álvarez (26). A este medio se desmintió esa información: nada que ver, ellos se llevan bien, tienen feeling como amigos, pero nada más. Se apuntaba más a un desgaste de la relación, y, sobre todo, "a etapas distintas". Y es que, se aclaraba que Álvaro "no estaba muy de acuerdo" con la nueva exposición pública de Rubio. "Él es una persona muy celosa de su intimidad y no le gustan nada los medios y que se sepa de él", se desliza. Por eso, entiende que el fichaje de Alejandra como colaboradora de Mediaset -y sus otros pinitos- "los hace vivir en tiempos diferentes" que han desembocado en la ruptura, aunque de forma "muy civilizada".

[Más información: Alejandra Rubio ficha como colaboradora de 'Viva la vida': así fue su primer día]