Este jueves se cumplía el plazo para que Toño Sanchís (46 años) abandonase su domicilio de Madrid tras perder la batalla legal que le ha enfrentado contra su examiga Belén Esteban (46). La colaboradora de Sálvame, la nueva propietaria de la casa donde Toño ha vivido los últimos años, ha explicado en su programa cómo se siente tras el desahucio de su exrepresentante. 

Noticias relacionadas

"Ha sido mucho tiempo porque no ha sido fácil la situación pero todo llega. Estoy un poco nerviosa y también emocionada", comenzaba diciendo la de Paracuellos de Jarama en plató. La presentadora sabía desde hace meses que hoy tenía que producirse la entrega de la casa. 

La colaboradora, durante su intervención en 'Sálvame'.

"Yo quiero decir a todo el mundo que yo no he ido. He mandado allí a gente de los abogados. Ha ido también uno de mis gestores y he tenido que firmar un poder para que ellos entraran. La casa no la he visto. Hasta que no la vea no diré nada. Mi marido y yo sabíamos que la casa no estaba bien. Pero no pasa nada, la casa se limpia", aseguraba. 

A primera hora de esta mañana salía Toño del inmueble con semblante serio y sin querer hacer declaraciones a la prensa que esperaba a las puertas del chalé. Poco después, distintas autoridades, entre ellos varios agentes de la Guardia Civil y la Policía Local, se han personado en el inmueble para efectuar la orden de desahucio.

En las imágenes captadas desde el exterior se ve a un cerrajero procediendo al cambio de cerraduras y se observa que la familia ha dejado varios enseres justo en la entrada. También se ven latas, basura en el garaje y la zona del jardín está llena de excrementos de perro

Toño Sanchís, dejando el domicilio. Gtres

Por el momento, Esteban no ha querido desvelar qué hará con la casa. Una información que desvelará bajo exclusiva desde el propio domicilio, tal y como ella ha informado. "La tengo que arreglar, limpiarla y luego ya os diré", comentaba. 

También ha dejado claro que antes de llegar a este punto quiso llegar a un acuerdo amistoso con Toño. "Yo lo que quiero que sepa la gente es que a la que le faltaba el dinero era a Belén Esteban, mucho más del un millón de euros. Que se ponga cada uno en mi lugar. (...) He tenido los juicios y los he ganado todos. Yo quise llegar a un acuerdo y yo llegué a hablar con Lorena", ha asegurado. 

Este desalojo no pone fin a la dura batalla legal que protagonizan Belén Esteban y su antiguo representante, desde el 1 de diciembre de 2015. La colaboradora ha asegurado que continuará con el contencioso, a fin de que el que fuera su mano derecha durante años devuelva todo el dinero que le pertenece: "Esto sigue. A mí me queda un dinero por cobrar y voy a ir hasta el final". 

Belén Esteban, en 'Sálvame'.

Para hacer frente a las deudas, Belén tuvo que desprenderse de un piso que compró junto a su padre, que recuerda con especial cariño. "El dinero es importante. Tuve que vender mi piso, el piso que compré con mi padre para poder pagar 700.000 euros a Hacienda. Yo también lo he pasado mal pero bueno, ya está pasado", aseguraba. 

También ha tenido unas palabras de agradecimiento hacia su marido, Miguel Marcos Martín, quien le ha apoyado durante todo este delicado proceso: "Yo solamente tengo que dar las gracias a mi marido porque él y yo sabemos lo que hemos pasado. Mucho. Me ha aguantado y hemos tenido que pagar mucho y siempre ha estado a mi lado. La gente dice "Ah, ha ganado la casa". No sabes las piedras que ha puesto en mi camino (Toño Sanchís) y os vais a quedar con la boca abierta", comentaba. 

[Más información: Toño Sanchís, desahuciado por la Guardia Civil: su chalé ya es propiedad de Belén Esteban]