Este jueves se cumplía el plazo para que Toño Sanchís (46 años) abandonase su domicilio de Madrid tras perder la batalla legal que le ha enfrentado contra su examiga Belén Esteban (46). La colaboradora de Sálvame es la nueva propietaria de la casa donde Toño ha vivido con su familia durante años y había pedido a sus abogados que se iniciaran los trámites para el desahucio en caso de que el exrepresentante no abandonase la propiedad voluntariamente antes del día señalado.

Noticias relacionadas

A primera hora de esta mañana se ha visto a Toño salir del inmueble con rostro serio y sin querer hacer declaraciones a la prensa que esperaba a las puertas del chalé. Poco después, distintas autoridades, entre ellos varios agentes de la Guardia Civil y la Policía Local, se han personado en el inmueble para efectuar la orden de desahucio, comprobando que la llave estaba puesta y no había nadie dentro de la casa.

En las fotografías captadas desde el exterior se ve a un cerrajero procediendo al cambio de cerraduras y se observa que la familia ha dejado varios enseres justo en la entrada. Además, hay pintadas en la fachada con frases como "ganaremos" y el estado en que han dejado la casa no parece óptimo para vivir en este momento: han arrancado las lámparas de cuajo, dejando el cableado al descubierto, hay basura en el garaje y la zona del jardín está llena de excrementos de perro.

Toño ha abandonado su casa antes de que se efectuase el desahucio. Gtres

JALEOS se ha puesto en contacto con Toño Sanchís para conocer los detalles de su salida de esta mañana y sus planes sobre el desahucio, pero no ha querido hacer ninguna declaración al respecto, limitándose a afirmar que está "ocupado".

Este desalojo pone el punto final a una dura batalla entre Belén Esteban y su antiguo representante, la cual se zanjó con una sentencia condenatoria que obligaba a Sanchís a pagar 600.000 euros a la de Paracuellos. Tras perder en los juzgados, el chalé de Toño fue subastado para hacer frente a la deuda con Belén, pero la colaboradora decidió pujar y quedarse con la propiedad.

Toño Sanchís ha salido de su domicilio a primera hora de este jueves. Gtres

Ya en abril del año pasado, la colaboradora de Sálvame advertía al que fue su mánager de que, de no irse de la mansión, optaría por la vía legal: "¿Has recibido hace poco algo en el juzgado, no? No hagas que vaya la policía judicial, un camión de mudanzas ni un cerrajero".

Sin embargo, tal y como esperaba Belén, su exrepresentante ha retrasado la mudanza todo lo posible: "Va a esperar a abandonarla hasta el último momento para dar pena, estoy segura", vaticinó entonces.

Los planes de Belén

Después del desalojo, Belén tendrá que decidir qué hacer con la propiedad.

Con del desahucio se ha cumplido el objetivo más urgente de Belén Esteban, que era el desalojo de la vivienda de la que consta como propietaria desde el pasado 17 de julio, por lo que ahora deberá decidir qué hacer con esa nueva propiedad. Descartada la opción de mudarse a ese chalé, las opciones más factibles pasan por venderla o alquilarla.

Tal y como pudo conocer JALEOS en su momento, la de Paracuellos tiene la intención de alquilar la vivienda para sacar rentabilidad y recuperar el dinero que le pertenece. Además, hace unos meses se apuntaba a que una persona muy conocida estaría interesada en alquilar el chalé de Belén por un precio de unos 2.000 euros mensuales.

[Más información: Kiosco rosa: Belén Esteban desahucia a Toño Sanchís de su chalé]