Fue a mediados del pasado mes de enero cuando saltaba la sorpresiva noticia de que Ivonne Reyes (52 años) se casaba con su pareja sentimental, el actor y cantante Gabriel Fernández"Me ha costado dejarme querer. Tenía una pared de cemento en mi corazón", confesaba la venezolana, pletórica de amor para apostillar lo que sigue: "Nos casamos el 27 de febrero en Madrid". Todo era felicidad, pero comenzaron los problemas. 

Noticias relacionadas

Al principio Ivonne argumentó que la boda se posponía por problemas familiares, pero luego la verdad, su verdad, salía a flote: acusaba a Gabriel de haber mantenido una doble vida y que le había sido infiel. Sostenía que lo había callado para no enturbiar la participación de su hijo Álex en Supervivientes. Hasta ahora, él callado, pero se ha cansado: va a hablar para contar su versión de una ruptura "dolorosa, inesperada y sin ningún sentido".

Ivonne Reyes y su expareja en una imagen de sus redes sociales.

JALEOS ha podido conocer que Gabriel está destrozado y dolido, que su familia también lo está pasando francamente mal por las acusaciones últimas de Ivonne, que califican de "injustas y maliciosas". Él niega toda infidelidad y doble vida, se muestra sorprendido de no conocer a esa mujer a la que amaba y que, ni siquiera, se ha molestado en conocer su versión.

Defiende su inocencia y no se reconoce en las acusaciones vertidas por Ivonne Reyes. En esa línea, "sostiene que fue ella quien rompió la relación" y que, desde entonces, no quiere saber nada más de él: está bloqueado en su teléfono y no quiere mantener ninguna conversación. De esta forma, queda todo roto y cancelado entre ellos: desde su relación y su boda hasta los compromisos profesionales que habían pergeñado en este tiempo, como una obra de teatro. De momento, ambos han eliminado de sus redes sociales todo rastro de su relación sentimental. Habrá que ver cómo explica Gabriel Fernández su versión de los hechos y el escenario en el que lo hará. 

La versión de Ivonne: la doble vida de él

Ivonne Reyes rompió su silencio vía exclusiva en la revista Lecturas y allí explicó los motivos por los que se le rompió el amor. "Alguien me escribió mails diciéndome que era su mujer, que convivían desde hace dos años, me ha mandado la dirección en la que viven, fotos de la casa; me daba muchos detalles, era imposible que fuera una fan. Sé que es verdad. Me ha mandado hasta capturas de nuestras llamadas. Tengo todas las pruebas que demuestran que me ha engañado", aseguraba hace unos días.

Un duro trance que le dolió sobremanera: "Hace unos días, rompí nuestro compromiso, él me lo sigue negando todo. Me dijo que quería venir a explicarme, ¿Qué me va a explicar? Cuando hicimos público nuestro compromiso, le dijo a ella que era por trabajo, era un reality. Mi cara cuando leí eso fue un poema. No quiero saber nada de él".

Y explica por qué ha tardado un tiempo en cancelarlo todo y hablar desde la sinceridad: "No quería hablar de la ruptura para no quitar protagonismo a Alejandro en “Supervivientes”, estoy descolocada y aún lo estoy digiriendo. Me ha dolido mucho, me costó lanzarme y contar que tenía una relación, pero se lo trabajó. No entiendo esa otra vida que tiene ¿en qué momento se le ocurre insistirme que me quiere y nos casamos?. Estoy muy decepcionada, me siento engañada y utilizada". 

Golpe en plena guerra con Pepe

Ivonne, Pepe y Eva Zaldívar en montaje de JALEOS.

El episodio del desamor no es el único que ha desestabilizado a Ivonne Reyes. La tranquilidad en la familia de Ivonne venía sintiendo turbulencias hace tiempo. Hace unas semanas, Eva Zaldívar (49), exmujer de Pepe Navarro (68), afirmaba que se había archivado la querella que puso la exconcursante de Gran Hermano VIP hacia ella y su hija por, supuestamente, haber obtenido de forma ilícita muestras biológicas de su hijo Alejandro para demostrar que el famoso presentador no es su verdadero padre.

Además, Pepe volvía a defender abiertamente que él no es el padre del hijo de Ivonne Reyes, pese a que la justicia reconoció esa filiación. "Ella sabe que no es mi hijo y el niño también, no sé donde tiene la dignidad", comentaba. Ante esas palabras, Ivonne Reyes respondía reafirmándose en lo que lleva dos décadas defendiendo. "El padre de Alejandro es Pepe Navarro, lo pregunta él, será que tiene alzheimer", reiteraba tajantemente.

La venezolana también quiso responder con ironía a las palabras de la exmujer del presentador, que aseguró estar deseando ver a Ivonne en portadas de revistas cuando se casase: "Yo hablo de gente importante, de mi familia, de mis amigos, de mi novio, de ustedes, de gente con clase, de gente con saber estar, de gente con cerebro...", espetaba Reyes. Hoy, de esa larga lista se cae su ya expareja, Gabriel. 

[Más información: Ivonne Reyes, a Pepe Navarro: "Él es el padre de mi hijo. Será que tiene alzheimer"]