Este miércoles Lara Álvarez (33 años) y algunos miembros del equipo de Supervivientes han viajado hasta Honduras para comenzar los preparativos del reality. Un emotivo momento que han inmortalizado varios paparazzis que los esperaban en el aeropuerto, y que han sacado varias fotografías en las que se aprecia que el rostro de la presentadora está mucho más hinchado y luminoso que de costumbre. 

Noticias relacionadas

Pues en contacto con el doctor Miguel de la Peña, director de Clínicas Diego de León, nos confirma que se ha sometido a varios retoques estéticos valorados en más de 2.600 euros. Unos tratamientos que, por otra parte, son habituales para una profesional como ella que estará los próximos meses constantemente ante la cámara y soportando condiciones climáticas extremas. 

Lara Álvarez a su llegada al aeropuerto.

Lo primero que nota el médico es que tiene una cierta inflamación en el tercio inferior del rostro, especialmente en la zona de los pómulos. "La forma de su rostro coincide con el efecto contouring, valorado en 600 y que sirve para aportar volumen e hidratación en los pómulos a través de infiltraciones de ácido hialurónico".

El efecto de este tratamiento se ha observado tanto en las fotografías en el aeropuerto como en los stories que publicó ese mismo día despidiéndose de su mascota.

"Como su figura y complexión es delgada", el objetivo de este retoque es recuperar "el volumen facial y el colágeno que se va perdiendo poco a poco a partir de los 30 años y con una pérdida leve o moderada de peso. Incluso para multiplicar su efecto, podría haber reforzado la zona inferior de las mejillas con Ellansé, otro componente dérmico reabsorbible, que tensa la piel gracias a la regeneración del colágeno". 

El doctor de la Peña también se ha percatado de que en la zona del surco nasogeniano, las líneas de expresión que van desde los dos extremos de la nariz a la comisura de los labios, "aparece levemente inflamada" porque lo habría intentado suavizar con el relleno de ácido hialurónico" que tiene un precio de unos 250 euros.

La presentadora se ha sometido a varios retoques valorados en más de 2.600 euros.

Habría complementado todos estos tratamientos con una sesión integral de vitaminas. "A nivel facial, con la técnica de la mesoterapia, es decir, con microinyecciones de un cocktail personalizado de vitaminas para aportar luminosidad, brillo y efecto buena cara", ha explicado el doctor.

Estas microinyecciones se aplican en puntos estratégicos del rostro para generar puntos de luz en las facciones más favorecedoras, "de ahí que su rostro se muestre tan reluciente".

Para complementar esta técnica se habría realizado "una sesión de vitamin drip o vitamina C intravenosa con otro cocktail personalizado que suele incluir también una dosis concentrada de vitamina B y magnesio". Se aplica de forma localizada en el brazo, pero su efecto es integral ya que "repercute en un aporte de vitalidad y luminosidad en la piel de todo el cuerpo (de pies a cabeza, incluído el cuero cabelludo-)y refuerza el sistema inmunológico).

Un hecho que más allá del simple tratamiento estético es recomendable para Lara Álvarez por salud, pues en Honduras está sobreexpuesta a temperaturas extremas y a inclemencias de su aventura. Esta sesión integral de vitaminas le habría costado 500 euros.

El tercio superior del rostro se percibe "claramente diferente porque ha eliminado por completo las líneas de expresión horizontales" que se podrían apreciar en sus fotografías de hace unos meses. Para ello "se habría realizado el botox completo (valorado en 450 euros), es decir, que se habría infiltrado la toxina botulínica tanto en la frente, como en el entrecejo y las patas de gallo para eliminar las líneas de expresión y prevenir arrugas tanto dinámicas como estáticas que se acentuarían aún más con el sol".  

No obstante, antes de realizarse todos estos tratamientos, se habría realizado una "limpieza facial integral" con "sesiones de láser fraxel, que penetra a través del calor hasta el tejido subcutáneo para regenerar por completo la piel. El efecto es como si renovases por completo la capa superficial de la piel desde dentro. De ahí que sin maquillaje sus poros se aprecien prácticamente imperceptibles, minimizados al máximo, un tono de la piel unificado y sin ninguna imperfección". Realizarse este tratamiento cuesta unos 250 euros. 

Imagen de presentación de 'Supervivientes 2020'.

El rostro no es el único aspecto que ha trabajado para lucir aún más espectacular ante la cámara. Como en muchas de las conexiones en directo aparece en bikini habría optado también por "potenciar la definición de sus piernas y abdomen con la técnica del contouring corporal", que consiste en aplicar ultrasonidos HIFU de alta potencia en ambas zonas para tersar aún más su piel en alta definición. "De ahí que en sus conexiones en directo, estas zonas del cuerpo se muestren especialmente contorneadas, estilizadas y definidas. Es un tratamiento de aparatología que no requiere incisiones, y que no hace otra cosa que más potenciar su figura impecable. Le habría costado 300 euros por zona", ha añadido. 

Supervivientes 2020 está a punto de arrancar y, como explicó la propia Lara Álvarez durante la presentación del programa, se trata de la edición más extrema del reality. "Nos vamos dos meses antes, lo que significa menos horas de luz y sol, más humedad en las playas y 10 grados menos que en anteriores ediciones, con mínimas por las noches que no superan los 10 grados", aseguró.

Lara presentará el programa junto a Jorge Javier Vázquez (49), Jordi González (57) y Carlos Sobera (59) que presentarán las distintas galas en España.

[Más información: El engaño de 'Supervivientes 2020': las razones por las que no será la edición más extrema]