Lara Álvarez (33 años) y Andrés Velencoso (41) han roto su relación sentimental después de cinco meses de hacerse pública. De momento, se desconocen los motivos de la ruptura; solo se apunta a que ya pasaron las Navidades por separado -él, en Brasil; y la presentadora, en la Riviera Maya, junto a sus padres y su hermano- y se esgrime que puede que sus apretadas agendas profesionales hayan influido en esta decisión.

Noticias relacionadas

Eso sí, pese a la separación física en estas pasadas fiestas, apunta ¡HOLA! -la publicación que desliza la información- que en este tiempo no han dejado de interactuar en las redes sociales, un hecho que demostraría la buena relación entre ambos pese a que ya no son pareja sentimental. Fue en el mes de agosto de 2019 cuando saltó la noticia de su relación tras unas imágenes de Lara y Andrés en una escapada romántica en Costa Brava. 

Lara y Andrés durante una de sus últimas imágenes públicas. Gtres

Pese a que intentaron mantener en todo momento la discreción, la pareja fue vista por primera vez en la estación de Gerona, donde Lara debía coger un tren para regresar a Madrid e incorporarse al trabajo, mientras que Velencoso se quedaba para pasar unos días más en su tierra. El chico acompañaba a la asturiana para despedirla antes de su partida, pero ambos optaron por evitar las muestras de cariño, conscientes de que una cámara indiscreta había truncado su plan de vivir esa escapada en secreto.

Lara y su currículo amoroso

La presentadora recuperaba la ilusión con Velencoso tras su ruptura con Daniel Miralles (35), el profesor de baile con el que mantuvo una relación, también de cinco meses. Dani ejerce de profesor de baile, además de uno de los exconcursantes del programa Fama, ¡a bailar!, en su edición de hace 10 años. Esta ruptura pilló a Lara en Supervivientes

Si bien Álvarez siempre se caracterizaba por ofrecer una imagen amable y diplomática frente a las cámaras, comenzaba la pasada edición con más diligencia que nunca, dejando claro a los concursantes que allí ella era quien ponía las normas. En el transcurso del reality los espectadores no pasaron por alto este tipo de comentarios y actitudes, dejando entrever que algo le pasaba a Lara.

A pesar de todo, ella partía a la isla con ilusión: "Pensé que con los años se iban a ir quitando las ganas, pero este año me voy como loca", admitía, "con una sensación muy positiva, con ganas de descubrir... va a ser la edición de las sorpresas". Razón no le faltaba. 

Su primer novio conocido fue el futbolista Sergio Ramos (33), con el que mantuvo una relación sobre la que planeó la sombra de la crisis hasta la ruptura definitiva en 2012. Después de aquel momento, a la cronista de Supervivientes en Honduras se la relacionó con otros compañeros de profesión como Dani Martínez (36) o Ángel Martín (41), aunque la que ha sido su relación más estable hasta la fecha comenzaba en 2014 con el expiloto de Fórmula 1 Fernando Alonso (38), con quien vivió dos años de romance en los que llegaron a sonar campanas de boda.

Tras una polémica ruptura con rumores de infidelidad, Lara Álvarez volvía a probar suerte en el amor varias veces, aunque sin éxito: su desconocido ex Román Mosteiro, el subdirector de Supervivientes Carlos Cabré o el modelo Jaime Astrain son otros de los hombres que la han acompañado. Pese a todo, la asturiana no se ha rendido ante los fracasos amorosos y siempre la ilusión termina por llamar a su puerta. 

[Más información: Lara Álvarez y Andrés Velencoso, la pareja sorpresa del verano: su escapada secreta]