El nombre de Rita Irasema (65 años) estará asociado de por vida a la pequeña pantalla. No en vano, pertenece a una de las sagas más potentes de la televisión y el circo: la Familia Aragón. Hermana de Emilio Aragón (60) e hija de Miliki -ahí es nada-, Irasema tenía, casi por fuerza, que ser artista. Seguir esa estela. Y eso es lo que se puede decir que ha hecho esta mujer durante toda su vida laboral: trabajar sin parar para forjarse un currículum de escándalo.

Noticias relacionadas

Compositora, presentadora y parte de una dinastía del mundo del espectáculo que no se puede soslayar son algunas de las etiquetas que Rita puede llevar como máximo pundonor en su currículo vital. Desde que debutara en directo en televisión a los 4 años de edad interpretando La vida en rosa en la concertina, Rita ha tocado todos los palos. Casi 25 trabajos en televisión, más o menos la misma cantidad de discos en el mercado, varios espectáculos y sus pinitos en el cine, Irasema puede decir esa frase tan manida de que solo le faltó presentar el Telediario

Rita, el día del entierro de Emilio Aragón, 'Miliki'. Gtres

El programa Superguay la puso sobre la pista... y ya no paró. No obstante, tanto éxito y brillo no es óbice para que la hermana de Emilio no pudiera un día soportar más, batallar más con "el vacío tan grande" que sentía. Ella misma lo ha contado en medios de tradición católica. Pese a la placidez que respiraba como abuela y madre -tiene tres hijos, Manuel Feijóo (42), uno de los protagonistas de la serie Compañeros, del músico Néstor Feijóo y del cómico Ernesto Feijóo-, a principios de este siglo sufrió un hondo bache emocional que la llevó a reconvertirse al catolicismo. A frenar, a creer. 

"Le pedí ayuda a la Virgen María. Clamé al Cielo, porque me moría, y la Virgen me dijo que ella me sacaría de mi tristeza", reconoció en un medio de comunicación. "A mí me iba muy bien en la vida. Tengo un marido extraordinario -el empresario circense Manuel Feijóo- que siempre me ha amado mucho, unos hijos sensacionales, yo trabajaba entonces con mi padre... En fin, todo bien. Pero desde que tenía unos quince años, siempre fui muy infeliz por un vacío muy grande. Hasta que no pude más y la Virgen me respondió", contaba hace unos años en la revista Misión.

Pero este es el presente más cercano de Rita. Mejor viajemos al pasado para comprender su vida. Actuó en ocasiones con los famosos payasos de la tele por todo el mundo, aunque su estreno televisivo le vino sin ellos a principios de los 70 presentando un pequeño espacio dentro del programa infantil Hoy también es fiesta, programa que duró hasta 1974. A principios de los 80 decide potenciar su vena musical y publica Lanza perfume, un disco de creación propia.

Además de un sinfín de programas y de espectáculos teatrales que le vinieron dados, no fue hasta 1990 cuando alcanzó su mayor popularidad. Con quién mejor que con su padre presentando dos espacios infantiles en Antena 3, La guardería y La merienda. En ambos programas se alternaban sketches de humor con dibujos animados y concursos. En 1991 cerraron un contrato con Telecinco para edificar un programa de corte parecido llamado SuperguayFinalizado su contrato con esta cadena, en 1993 padre e hija pisan TVE para recuperar El gran circo de TVE, un espacio que también gozó de una buena acogida y se emitió hasta 1995. Un año más tarde, Emilio Aragón, Miliki y Rita se embarcaron en un ambicioso proyecto denominado El Circo del Arte.

Irasema en una de sus últimas salidas públicas. Gtres

Más tarde, continuarían los proyectos tanto en televisión como letrista. Fue a principios de siglo cuando se manifestaron sus problemas anímicos y emocionales con más ahínco. Y se confesó, nunca mejor dicho, hace apenas un año en la revista Camino Católico: "Me levanto por la mañana y le doy gracias por la nueva creación, rezo el rosario y luego asisto a Misa y comulgo. Después voy a trabajar. Hay que pedir mucho, es lo que quiere Jesucristo. 'Pedidme mucho', nos dice. Está loco porque le digamos 'sí' y darnos todas sus gracias", aseguró. Hace aún más años, en 2010, habló también de sus creencias en Escuchar la Voz del Señor, mostrando, por ejemplo, su disconformidad con la eutanasia. "Rezo por nuestro Gobierno y por nuestro presidente para que abandonen la cultura de la muerte, que una cosa es morir por accidente o por enfermedad y otra porque lo diga una ley. Satanás existe. Y si no quieres creer en él, ten cuidado: el infierno está lleno de quienes tampoco creían". En la actualidad, cuenta con 65 años y se ha alejado por completo de la televisión que tan célebre la hizo. Sorprendió sobremanera verla en la celebración del 25 aniversario de Antena 3, pero Rita ha sido firme en su determinación de no volver. Hay que saber pasar página. Y, parece, ella no extraña ese mundo catódico en el que tan bien se lo pasó y lo hizo pasar. 

[Más información: Qué fue de Mon Santiso, el primer 'chico Ana Rosa' que lo dejó todo por el agobio de la fama]