Pablo Motos (54 años) ha revalidado por segundo año consecutivo su título como el presentador español que más dinero ingresa. Las tres empresas que el valenciano ha fundado para gestionar su trabajo en la televisión (con El Hormiguero como eje central) han facturado en 2018 más de 22,5 millones de euros, según los datos a los que ha tenido acceso JALEOS. 

Noticias relacionadas

La principal sociedad de Motos es 7 y acción S.L., que creó en 2008 junto a su socio Jorge Salvador para la producción, postproducción y realización de eventos. En los más de diez años que lleva en funcionamiento, esta compañía se ha aventurado con programas del tipo Tonterías las justasOtra movida o Guerra de sesos, aunque es conocida por ser la productora principal de El Hormiguero. 

Pablo Motos es el presentador español que más ingresa.

El programa de entrevistas de Pablo Motos ha conseguido convertirse en todo un referente en España, y eso también se traduce en las cifras que registra. A pesar de que ha habido un descenso respecto al ejercicio anterior, solo en 2018, 7 y acción S.L. ingresó 22,4 millones de euros. Hay que tener en cuenta que el programa se emite en prime time por lo que recibe una gran cantidad de dinero tanto por los patrocinios como por los anuncios que se emiten en los descansos publicitarios. 

Esta cifra tan considerable permite que la productora obtenga unos beneficios de 5,7 millones de euros, ideal para un programa a la vanguardia como es El Hormiguero, con el que poder invertir en nuevas tecnologías y últimos avances. 

La causa principal de que exista una diferencia tan grande entre el dinero que ingresa y el que obtiene como beneficios es la cantidad de gastos que genera un programa como el de Motos. Además de los materiales y tecnologías en las que invierten todos los años, el valenciano cuenta con un gran equipo para el que desembolsa más de 8,1 millones de euros al año. 

Empresas vinculadas

A raíz de esta compañía, el presentador ha fundado otras dos empresas que están relacionadas con la productora 7 y acción S.L.Japala Japala S.L. y Japala Guiones S.L. 

La primera la fundó en 2002, cuatro años antes de que se emitiera El Hormiguero, junto a su esposa Laura Llopis. La sociedad se constituyó en su momento para la producción, postproducción y realización de eventos, anuncios publicitarios y cualquier tipo de programas en medios audiovisuales. 

Esta empresa, dueña del 50 por ciento de las acciones de la productora 7 y acción S.L., es el ejemplo perfecto de cómo una buena inversión es una gran fuente de ingresos. ¿La razón? Esta sociedad obtiene sus beneficios a través del dinero que tiene en inversiones financieras (en cuentas bancarias y otros productos similares). Así, solo en 2018 Japala y Japala S.L. obtuvo con este mecanismo más de 3 millones de euros de beneficios. 

Una cifra que es comprensible teniendo en cuenta que la empresa tiene un patrimonio (lo que posee la compañía una vez se le han restado las deudas) que supera los 23 millones de euros. Cantidad generada en gran parte por los ingentes beneficios que ha obtenido año tras año El Hormiguero

La otra sociedad que ha fundado Pablo Motos, y que está relacionado con su programa estrella es Japala Guiones S.L., creada en 2011 para la preparación de guiones, como indica su nombre. Esta también está relacionada con la Japala Japala S.L. (que es su principal accionista), y sus ingresos y beneficios también surgen de su relación con el programa de Antena 3. 

No obstante, al ser una empresa derivada de las anteriores, sus cifras no son tan grandilocuentes. Además de no haber ingresado ni un euro en varios años, sus beneficios en 2018 fueron de 55.000 euros y su patrimonio de 66.000 euros (cantidades que nada tienen que ver con las cifras millonarias de las otras dos sociedades). 

'El Hormiguero', un formato exitoso

Tras más de diez años en emisión, El Hormiguero puede presumir de haberse convertido en un programa de referencia en España. Su formato de entrevistas consigue atraer a personajes de primera plana como estrellas de Hollywood pasando por los principales líderes políticos hasta artistas españoles. Esto, unido a espacios de entretenimiento a la par que culturales han creado un programa que año tras año revalida su liderazgo en pleno prime time

Esta temporada ha destacado la entrevista a Santiago Abascal (43), líder de Vox, que consiguió el tercer programa más visto de su historia. Ese jueves, El Hormiguero fue lo más visto de la televisión, con 4.049.000 espectadores, un 23,5% de cuota de pantalla,y obteniendo el Minuto de Oro del día con 4.787.000 espectadores a las 22:49 horas.

La entrevista a Santiago Abascal fue el tercer programa más visto de su historia.

El secreto tras este éxito reside, además de en los personajes a los que entrevista, en los colaboradores a los que contrata. Más allá de los habituales como Jandro o Carlos Latre, el presentador ha sabido aprovechar el tirón de rostros famosos y los ha incorporado como un gancho para la audiencia. En este sentido, destacan las secciones de famosas como Cristina Pedroche (31), Pilar Rubio (41) o Nuria Roca (47). 

Pablo Motos, un presentador inesperado

El primer encuentro de Pablo Motos con el mundo de la comunicación fue fortuito. Cuando era un adolescente en Requena, el futuro presentador decidió refugiarse en la música para abandonar su vida de 'gamberro'. Al igual que hacía su padre, que compaginaba varios trabajos, el presentador empezó a dar clases de guitarra en la Escuela Americana a la vez que actuaba como disc jockey en una discoteca de Requena.

Un día, para promocionar el club nocturno en la que trabajaba, hizo una hora de radio en la emisora del pueblo, Radio Requena. 60 minutos que sirvieron para trastocar la vida del presentador. Aunque él había estudiado formación profesional en la rama de electricidad, dejó de lado todo su pasado y se dedicó en cuerpo y alma a su nueva pasión. Según él mismo ha comentado posteriormente en varias ocasiones: "La radio me enamoró".

Pablo Motos durante su época en Onda Cero.

Motos quedó embelesado con las mieles del mundo de la comunicación y, gracias a su persistencia y su trabajo duro, con solo 19 años ya era el director de Radio Requena. Motos cambió de trabajo en varias ocasiones, y pasó por numerosos puestos gracias a los cuales logró hacerse un nombre en el mundo de la radio.

En los 90, finalmente, logró ocupar una posición de relevancia en Onda Cero con el programa Las tardes de Julia de Julia Otero (60), hasta que M-80 Radio y la SER ofrecieron a Motos rellenar el espacio de las mañanas con un proyecto de su creación al que llamó No somos nadie. Se trataba de un programa de humor en el que creció el germen de El Hormiguero y el núcleo duro del programa: Juan y Damián (Trancas y Barrancas), Marron, Flipy, Jandros… 

Pablo Motos no temió hacer un programa a su medida. Según sus propias palabras en una entrevista publicada en Estación Radio: "Si perdíamos no pasaba nada, era jugar frente al Real Madrid (ocupando el espacio de Gomaespuma). Si ganábamos habríamos logrado algo complicado y lo hicimos desde la absoluta libertad que da la posibilidad del fracaso".

El programa de radio superó todas las expectativas, con audiencias que les aseguraban una buena posición en parrilla. Fue tanto el éxito del formato que Cuatro les hizo una oferta: en septiembre de 2006 se estrenó el primer programa de El Hormiguero, que lleva más de diez años en emisión.

[Más información: La enfermedad de Pablo Motos por la que quiso librarse de hacer la 'mili']