La familia Franco sigue deshaciéndose de muchos de los bienes heredados del dictador Francisco Franco y su mujer, Carmen Polo. Tras poner a la venta numerosos inmuebles y rebajar el precio ante la falta de compradores, ahora es un conjunto de joyas de Carmen Franco el que busca nueva dueña.

Noticias relacionadas

El lote, que la Duquesa de Franco heredó de su madre, está compuesto por un juego de collar y pendientes de esmeraldas, además de una sortija de diamantes. Christie's ha anunciado la subasta de estas joyas el próximo 27 de noviembre en Londres, describiendo a los actuales dueños como "una importante familia española", sin especificar que se trata de la familia Franco.

Sortija de Carmen Polo subastada por Christie's.

La pieza más valiosa y desconocida del lote es el anillo, cuyo precio se estima entre 140.000 y 210.000 euros. Se trata de un impresionante solitario con seis diamantes laterales y una gran gema central de 19,24 quilates.

El imponente collar, por su parte, data de alrededor de 1925 y está formado por cinco grandes esmeraldas en talla de pera sobre una gargantilla de platino y diamantes. Mientras que cada uno de los pendientes, que datan de 1930, lleva tres esmeraldas engastadas sobre platino y diamantes a juego con el collar.

Collar de esmeraldas con gargantilla de platino y diamantes y pendientes a juego.

El precio estimado de los pendientes es de entre 41.000 y 58.000 euros, mientras que el valor del collar podría oscilar entre 93.000 y 141.000 euros, según la estimación de Christie's. Por lo que, teniendo en cuenta el valor mínimo de cada pieza, la familia Franco se embolsará entre 367.000 y 409.000 euros si consigue vender todo el lote.

Carmen Franco lució este lote en la boda de la infanta Elena (55 años) y Jaime de Marichalar (56) en 1995 en Sevilla. Aunque la última en llevar públicamente el collar de la abuela de Luis Alfonso de Borbón (45) fue la esposa de este, Margarita Vargas (36), durante la celebración de una fiesta en 2016.

Los casas en venta de los Franco

Esta subasta es el último intento de la familia Franco por conseguir liquidez tras poner a la venta, sin éxito, buena parte de los inmuebles que poseen. En junio de este año se veían obligados a rebajar el chalet de 360 metros cuadrados que tienen en la localidad de Llanera, en Asturias, reduciendo drásticamente su precio de 5 a 2,9 millones de euros.

Otra de sus casas que también llevan en el mercado más de un año sin ningún éxito, y la más conocida, es el pazo de Meiráslugar al que iba de forma habitual Francisco Franco y su familia en vacaciones y que está a la venta por 8 millones de euros. 

Además del chalet y el pazo, la que fuera una de las familias más importantes de España ha puesto a la venta un impresionante edificio de siete plantas situado en la calle Hermanos Bécquer, en plena Milla de Oro de Madrid, por 55 millones de euros.

[Más información: Los Franco, obligados a rebajar el precio del chalet asturiano a casi la mitad]