Al igual que ya hicieron anteriormente su padre e incluso su abuelo, Adolfo Suárez Flores (22 años) debutó vestido de corto este domingo en la plaza de toros de Povedilla, en Albacete. Aunque por el momento lo de la faceta de torero parece ser solo una afición, lo cierto es que Adolfito -como se hace llamar en los ruedos- compartió cartel con toreros de la categoría de Enrique Ponce (47), Javier Conde (44), Toñete (22) y Luis David Adame.

Noticias relacionadas

El nieto del fallecido ex presidente del Gobierno se estrenó como torero en un festejo que su familia materna organiza desde hace cuarenta años. El joven seguirá con la tradición taurina que ha vivido en su familia desde pequeño y es que el abuelo materno del debutante torero, Samuel Flores, es propietario de grandes fincas en Castilla-La Mancha

No está previsto que Adolfo Suárez Flores se decida a seguir su camino en la profesión del toreo, de momento prefiere saltar al ruedo solamente como un hobby.

Adolfo Suárez Illana, visiblemente emocionado, abraza a su hijo antes de la faena.

Su padre, Adolfo Suárez Illana, quiso estar al lado de su hijo acompañándolo desde la barrera, sin poder evitar emocionarse al ver como su hijo movía el capote. Juan José Padilla también quiso estar al lado del joven y su padre. Sin duda, una tarde muy especial para la familia Suárez-Flores.

Cortó las dos orejas y el rabo de su novillo. Suárez brindó la muerte de su oponente a su padre, que presenció el festejo acompañado por Juan José Padilla, muy pendiente durante toda la tarde del debutante, que sorprendió al torear con mucho reposo, dando el pecho al novillo y rematando su actuación con una gran estocada, la mejor de todo el festejo.

'Adolfito', en plena faena frente al toro.

Se lidiaron seis novillos de Samuel Flores y Castillo de Montizón. Con la plaza llena hasta la bandera, Enrique Ponce, cortó las dos orejas y un rabo. Javier Conde, una oreja. Toñete, dos orejas; y Luis David, también dos orejas. Pero el aficionado práctico Adolfo Suárez Flores, 'Adolfito', no se quedó atrás con dos orejas y un rabo en su primer contacto oficial con el mundo taurino.

Las lágrimas de emoción de su padre tras la barrera y la gran ovación que recibió su hijo tras la enfrentada faena sobre la arena de Albacete, han conseguido que el joven saliera con buen sabor de boca del ruedo, ¿pensará seriamente en dedicarse al toreo en un futuro?

[Más información: El hijo de Adolfo Suárez Illana debutará como torero siguiendo la tradición de su abuelo]