Minimalista y en blanco, así se ha presentado este viernes Penélope Cruz (45 años) en el Festival de San Sebastián, donde ha recibido el Premio Donostia. La actriz ganadora de un Óscar por Vicky Cristina Barcelona ha vuelto a recurrir a su firma de cabecera, Chanel, para mostrar una imagen minimalista a la par que sofisticada.

Noticias relacionadas

Tras subir al escenario a recoger el premio, la artista le ha dedicado el galardón a sus hijos a su esposo, Javier Bardem (50). "Le dedico este premio a mis dos sueños, mis hijos. Y a mi marido Javier, el compañero de viaje más maravilloso que se puede tener. Y sí, él también estaba en mis sueños", ha dicho mientras el actor se levantaba de su asiento y la pareja intercambiaba una mirada cómplice.

Penélope Cruz subiendo al escenario a recoger el Premio Donostia, luciendo un vestido blanco de Chanel.

En el escenario le esperaba Bono (59), el cantante de U2, quien le ha hecho entrega del premio, con una divertida reverencia incluida. Lo cierto es que Cruz desconocía quién sería el encargado de otorgarle el galardón, según comentó la propia actriz con Televisión Española. Aseguraba que estaba nerviosa y que sospechaba que podría ser Pedro Almodovar (70), debido a su última llamada telefónica con el director. Finalmente ha sido el artista el responsable de este honor. 

La actriz llegó a San Sebastián el jueves a última hora, luciendo unos vaqueros campana deshilachados y una chaqueta de tweed en blanco también de la maison francesa.

Este viernes, sin embargo, a la mañana ha escogido un estilismo en blanco con un aire desaliñado pero con ciertas notas sensuales. A Penélope Cruz le gusta mostrar una imagen glamurosa, y para ello ha escogido un impecable traje de chaqueta blanco de pata ancha y chaqueta con hombros armados conjuntado con un top, a modo de corsé con escote corazón y botonadura de perlas.

Un estilismo que ha completado con unas sandalias de tiras con tacón y plataforma, melena suelta y un maquillaje natural en el que han primado los tonos melocotón.

Este viernes la actriz española ha recogido el último Premio Donostia de la 67 edición del festival, después de Costa Gavras y Donald Sutherland, y se ha convertido así en la segunda mujer española en recibir esta distinción, tras Carmen Maura (74).

Un premio que reconoce la trayectoria de la actriz española más internacional. Ha ganado un Óscar y cuenta con otras dos nominaciones, por su trabajo en Nine y Volver. Además, cuenta con cuatro nominaciones a los Globos de Oro, un BAFTA por Vicky Cristina Barcelona, un premio a mejor actriz en Cannes compartido con todo el casting femenino de Volver, y un César honorario, además de tres Goya.

[Más información: Penélope Cruz deslumbra en Cannes: los tres vestidos que han acaparado todas las miradas]