Mafalda Carbonell (9 años) pasea por las alfombras rojas de los estrenos de cine con la elegancia de una estrella y acude a los programas de máxima audiencia para presentar sus trabajos interpretativos. Es una de las actrices revelación del momento, pero detrás de ese brillo de los focos que la siguen se esconde una historia dura de superación que pocos conocían hasta ahora.

Noticias relacionadas

Mafalda es la hija del actor, cantante y humorista Pablo Carbonell (57), por lo que el Séptimo Arte siempre ha estado muy presente en su hogar. Sin embargo, su historia de vida personal podría ser el guion de una película llena de emoción, tragedia y final feliz tras una larga lucha.

La pequeña fue diagnosticada nada más nacer de artrogriposis múltiple congénita. No es una enfermedad en sí, sino un síndrome clínico que afecta a uno de cada 3.000 nacimientos. Se trata de deformidades notorias en las extremidades del cuerpo. Las articulaciones afectadas presentan contractura o retracción en flexión o en extensión.

Estas anomalías en la fisonomía suelen corregirse con escayola, pero los casos más extremos deben pasar por operaciones quirúrgicas. De hecho, así le ocurrió a Mafalda. Cuando pusieron nombre a su trastorno todo hacía presagiar que nunca caminaría y tendría dificultades de movimiento. Sin embargo, a los 9 años de edad nada queda de ese horror y además de caminar como una estrellas por las premieres y photocalls, es bailarina, por lo que el movimiento no es que sea una problema para ella, sino todo lo contrario, es una de sus mayores virtudes.

Para poder ser la joven promesa del cine que es hoy, Mafalda ha tenido que pasar casi una decena de veces por quirófano. Siete de esas ocasiones fueron cuando apenas levantaba un palmo del suelo, y a su pronta edad tuvo que experimentar la cara más dura de la realidad. Pero con su incansable lucha, y aunque su diagnóstico perdura en la actualidad, ha conseguido su sueño de ser actriz.

La menor es la protagonista de la película Vivir dos veces, donde comparte cartel con Inma Cuesta (39) y está dirigida por María Ripoll. El estreno del film se produjo esta semana y está teniendo buenas cifras de taquilla; además actualmente está rodando con Álex de la Iglesia (53). Sin embargo, para Mafalda lo importante es que se divierte y hace disfrutar a la gente, y para sus padres, Pablo Carbonell y María Arellano -que tiene otra hija más pequeña llamada Carlota-, lo mejor es verla tan feliz tras los injustos obstáculos que le puso la vida nada más nacer.

[Más información: Estos son los nuevos comensales de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet edition']