Tras varios años alejada de la televisión y haber atravesado una dura depresión, Miriam Sánchez (38 años) volvía este sábado a la luz de los focos para sentarse en Sábado Deluxe. En el programa presentado por María Patiño (48) desveló el calvario por el que ha pasado durante los últimos años y cómo se encuentra tras su cambio de físico.

Noticias relacionadas

Miriam decidía abrirse en canal y poner nombre a todos los problemas con los que ha luchado en los últimos tiempos. Dijo de ella misma ser "una mujer renovada" pero que "estoy viva por mi genética. Otra persona con otra genética se hubiera ido". Habló con bastante crudeza del infierno de sus adicciones: "He sido adicta a la cocaína durante 8 años. He estado a punto de hacer muchas tonterías", desvelaba. "Mi expareja me obligaba a hacer ayunos de tres días. Me quería ver muy delgada y no me dejaba comer. Cuando quise terminar con él me daba atracones de comida y lo vomitaba, porque sé que no le gustaba, por eso caí en la bulimia", seguía relatando ante el silencio de los colaboradores.

Miriam Sánchez rompe su silencio en su entrevista más dura.

Como consecuencia de su relación tóxica y su abrupta salida de la televisión tras su despido en Mujeres, Hombres y Viceversa, Miriam engordó entre 14 y 16 kilos: "Yo siempre he pesado 50 kilos y llegué a pesar entre 64 y 66 después". No solo habló de su enganche a las sustancias estupefacientes sino también al alcohol y a los ansiolíticos, llegando a extremos de consumo muy graves.

En otro orden de cosas, si hay un pseudónimo que la perseguirá toda su vida es el de Lucía Lapiedra. Sánchez subrayó que "es algo que pesa, las redes sociales ahora me quieren mucho pero entonces me dijeron cosas muy feas".

La entrevistada también recordó la inexistente relación con su madre y muy emocionada enviaba un mensaje: "Si alguien conoce a mi madre me gustaría que le dijese que se intentase acercar. No termino de dar el paso porque me da miedo el rechazo, estoy muy sensible. Son muchos años pero si quieres venir a mí aquí estoy. Te quiero mucho", confesaba entre lágrimas. En su regreso, Miriam también vio cara a cara con Rafa Mora, del que fue muy amiga pero con el que terminó protagonizando grandes enfrentamientos en televisión.

Rafa Mora y Miriam Sánchez en 'Sábado Deluxe'.

Cuando Rafa fue a hacerle la primera pregunta, Miriam respondió tajante: "Lo mínimo que puedes hacer es pedirme perdón". El colaborador así lo hizo y la expareja de Pipi Estrada (65) le espetó que "estás aquí gracias a mí porque te ayudé mucho en MYHYV. Y siguió: "Entiende que me cueste porque me has hecho daño y te he querido mucho".

Miriam llegó a manifestar su deseo de volver a la televisión, pero de una manera puntual y paulatina: "De Gran Hermano VIP me hicieron una llamada pero no me veo preparada". Sin dejarse nada en el tintero y mostrando absoluta sinceridad, Miriam Sánchez admitió que fue cazada hurtando unos productos en unos grandes almacenes de Madrid. "Me hice un Cifuentillo... No fueron productos por valor de 900 euros ni salí esposa. Fue un utensilio para meter los cuchillos y unas cremas...", reveló, aconsejando que nadie lo hiciera porque pasó "mucha vergüenza". 

[Más información:Así es la desconocida vida de Miriam Sánchez lejos de la televisión: hablamos con Pipi Estrada]