Chábeli Iglesias Preysler, la primogénita de Julio Iglesias (75 años) e Isabel Preysler (68), uno de los exmatrimonios que más contenido rosa ha generado en la historia de los medios de comunicación especializados, cumple 48 años. Este martes 3 de septiembre, la que se postulaba como la heredera directa de la reina de corazones, celebra una nueva vuelta al Sol desde su ostracismo voluntario. 

Noticias relacionadas

Sus manifestaciones y apariciones públicas son inexistentes desde hace años, a pesar de que la vida de la saga Iglesias ha dado un giro completamente inesperado en las últimas semanas. El pasado 10 de julio, el titular del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia sentenciaba que el cantante Julio Iglesias es padre de Javier Sánchez Santos, un hombre de 42 años que llevaba décadas reclamando la paternidad del artista. 

Chábeli Iglesias ha ampliado su enrevesado y extenso árbol genealógico y ahora tiene un hermano más, al menos de manera legal. Sánchez Santos llegó al mundo fruto de una infidelidad de Julio Iglesias a su entonces esposa, Isabel Preysler, con una bailarina portuguesa, María Edite Santos (65). La relación de la mayor del clan con el resto de sus hermanos es relativamente estrecha, aunque no mantienen contacto diario, tal y como han desvelado ellos mismos en sus innumerables entrevistas. 

En la actualidad, Chábeli vive junto a su marido, el empresario mallorquín Christian Fernando Altaba, y sus dos hijos, Alejandro (17) y Sofía (7), en la exclusiva villa de Pinecrest en Miami. En el año 2014, el matrimonio junto a sus dos vástagos decidieron abandonar su espectacular mansión de 1850 metros cuadrados, cinco habitaciones, seis baños y una piscina casi olímpica, para mudarse a un inmueble algo más modesto, aunque en una zona más privada y destinada, según expertos en casas de lujo, para "millonarios que buscan tranquilidad". 

Casa de Chábeli Igleisas en Pinecrest (Miami).

Pinecrest, ubicado en el condado de Miami-Dade, está tan solo a 30-40 minutos en coche de las casas de sus hermanos pequeños, Julio José (46) y Enrique Iglesias (44), a los que apenas ve pese a la proximidad de sus hogares. El hermetismo en torno a la vida de Chábeli es tal, que incluso su marido y su hijo adolescente, Alejandro, tienen redes sociales (aunque privadas) pero la mayor de los Iglesias prefiere, por el momento, no mediatizarse.

Chábeli y su retiro voluntario

Así como su madre en su última entrevista para Lazos de sangre de TVE confesó que tenía que dar las gracias a los medios de comunicación por haberla convertido en quién es, Chábeli parece reprocharles todo lo contrario. La primogénita de Isabel Preysler ha llegado a confesar que "no echo de menos las cámaras. Me gusta mi vida familiar. A mí la fama y lo que son las cámaras, un 'ratito', pero no es lo mío", declaró para LOC en el año 2015. Tan inaccesible es su vida allende los mares que el embarazo de Sofía, su hija pequeña, se mantuvo absolutamente en secreto y los medios de comunicación tomaron conciencia de la noticia una vez tuvo lugar el alumbramiento.

Chábeli Iglesias en el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez. Gtres

"Soy ama de casa. La tranquilidad es maravillosa. Lo digo yo, que me he criado con esto", dijo en una entrevista hace años señalando a la prensa. "He querido dedicarle estos primeros años a mi hijo, porque no se van a repetir. No lo he llevado ni a una guardería. Me apetecía darle una cosa especial que a lo mejor yo no he tenido". 

El hecho de ser famosa antes de nacer y haber expuesto su vida durante décadas ha pasado factura a Chábeli, que hoy prefiere mantenerse completamente alejada de los flashes y el glitter propio que emanan sus apellidos. Sin embargo, su mediática familia y sus célebres relaciones sentimentales potenciaron aquella fama de la que ahora huye. 

Chábeli y los dos hombres que han marcado de su vida

Portada de '¡HOLA!' con la boda de Chábeli Iglesias y Ricardo Bofill. Junto a ellos, Isabel Preysler y Julio Iglesias,.

En septiembre de 1993, Chábeli Iglesias contraía matrimonio con el arquitecto Ricardo Bofill (54). Dos todopoderosas sagas de alto linaje se fusionaban en un enlace en el que realmente pocos creían. Con su hija vestida de novia y a punto de caminar hacia el altar, Julio Iglesias le susurró al oído: "Chábeli, tengo el avión a diez minutos de aquí; nos vamos todos y les dejamos con la boda". Apenas 18 meses después, la pareja decidía disolver su matrimonio, entre otras cosas, porque "Ricardo tenía muchos vicios", según ella. 

Poco después, Chábeli conoció a Christian Altaba, con quien se casó en segundas nupcias en el año 2001. Seis años después de pasar por el altar, la hija de Isabel Preysler demandaba a su marido por un presunto episodio violento, algo que, lejos de separarlos física y emocionalmente, los unió aún más: "Christian y yo tuvimos una discusión muy gorda, y yo me asusté porque nunca le había visto tan alterado y diciéndome las cosas tan fuertes que me dijo", expresó para ¡HOLA!. "Tras denunciar a mi marido, nuestro matrimonio es mucho más sólido", confesaba la socialité para Vogue en una entrevista en el año 2010 con la que zanjaba el asunto para siempre.

Chábeli Iglesias y Christian Altaba en la entrega de Medallas al Méritos de las Bellas Artes en 2010.

La última vez que Chábeli Iglesias protagonizó una noticia fue en enero de 2017. Apenas un mes después de la boda de su hermana, Ana Boyer (30), con el tenista Fernando Verdasco (35), sufría un accidente de tráfico junto a su marido, que iba al volante. El matrimonio circulaba en su BMW gris de alta gama cuando un fortísimo impacto dejó destrozada la parte delantera del utilitario y el capó del mismo. 

El coche de Chábeli Iglesias, destrozado. Gtres

Un brutal siniestro al volante, un hijo tan legítimo como inesperado para su padre, un nuevo sobrino, Miguel, de parte de su hermana pequeña. Y aún reina el hermetismo. ¿Qué tiene que suceder para que Chábeli Iglesias rompa, de una vez por todas, su valioso silencio?

[Más información: El universo Iglesias: un papá estrella, tres mujeres y nueve hijos]