Anna Ferrer Padilla (22 años) ha confesado en sus redes sociales que ya ha pensado en planes de boda. Todavía no ha existido la famosa pregunta, ni se ha puesto fecha, pero para cuando llegue el momento tiene claro el lugar de la celebración: el hotel Varadero, en Zahara de los Atunes (Cádiz). Un modesto complejo de dos estrellas en las tan paradisíacas costas de esta localidad gaditana. 

Noticias relacionadas

Al parecer, la hija de la presentadora se enamoró de este paraje cuando de niña acudió a un enlace que se celebraba en este mismo hospedaje. "De pequeña vine a una boda en este hotel y me enamoré perdidamente. Desde entonces siempre he dicho que me casaría aquí... quien sabe", ha escrito.

El hotel en sí, a pesar de tener una baja calificación con solo dos estrellas, tiene el encanto chill out propio de la zona costera junto a algunos toques de diseño millennial (que tanto atraen a la hija de Paz Padilla -49-), donde impera el color blanco con detalles marrones o madera.

Se trata de un hotel con 17 habitaciones, ubicado muy cerca del mar, hasta el punto de que los clientes pueden acceder a pie a la playa o descansar en la zona de terraceo. Ambos lugares son los favoritos que los inquilinos y parejas escogen para celebrar sus bodas, y que podría ser la ubicación ideal para Anna Ferrer en una ceremonia muy similar a la de su madre, Paz Padilla, con Juan Vidal también en Zahara de los Atunes y que tuvo el atardecer y el agua salada como testigo.

Terraza del hotel Varadero decorado para una boda.

Lo mejor de escoger este hotel para celebrar la ceremonia, que sería lejos del lugar de residencia de los novios, es el precio de las habitaciones. A diferencia de los hoteles donde se han casado algunos rostros conocidos de España, donde una noche alcanza un precio de cuatro cifras, en este complejo la estancia más barata tiene un precio de 115 euros mientras que la más cara, la suite, está valorada en 198 euros. 

Un altar enfrente del hotel Varadero en Zahara de los Atunes.

El problema con el que se puede encontrar Ana Padilla, de momento, son las reticencias de su actual pareja para pasar por el altar. Tras publicar esta fotografía con ese sugerente comentario, el joven Iván Martín que ha escrito: "Vamo a tranquilisarno". 

Unas vacaciones playeras

Tras terminar su carrera de Economía en la Universidad Carlos III de Madrid y sus prácticas en Mediaset, la joven lleva varias semanas disfrutando de unos días de descanso. 

Sus vacaciones comenzaron con Iván Martín en Menorca, donde disfrutaron de todos los lujos y comodidades. Se hospedaron en el hotel Llonga's 11th, que tiene un precio en torno a los 150 euros la noche, visitaron la costa balear a bordo de un yate y degustaron los mejores manjares en restaurantes de gran fama como el Ivette Beach Club.

Tras una breve parada para visitar a su madre, con quien está muy unida, la hija de Paz Padilla viajó hasta Zahara de los Atunes, donde ha optado por el slow life: mucha playa, comida casera por parte de su abuela y visitas tanto de su novio como de su mejor amiga.

[Más información: Las vacaciones 'patrocinadas' de la hija de Paz Padilla y su novio en Menorca]