El humorista Miki Nadal (51 años) y Carola Escámez, hija del futbolista Julio Alberto, se han separado. Pocos días antes de que cumplan los cinco años de matrimonio, pues celebraron su boda el 21 de junio de 2014, ha salido a la luz su ruptura de la mano de la revista Lecturas.

Noticias relacionadas

La última foto que compartieron juntos data del 3 de noviembre de 2018. Ambos aparecen sonrientes en una imagen en blanco y negro. Disfrutaban de unos días en el noroeste del país: "Fin de semana con ella...con quién si no". Se encontraban en Combarro, una pequeña localidad de Galicia en la que hallaron la paz que buscaban, pero que no ha perdurado en el tiempo, ya que su relación ha puesto punto final.

Tras su ruptura ya se ha hecho efectivo el distanciamiento físico real. El humorista se ha instalado en un apartamento en el barrio de Sanchinarro, mientras la campeona de tiro al vuelo sigue viviendo en la casa familiar con la pequeña Carmela, única hija en común de la pareja que ya tiene cuatro años de edad.

La pareja quiso aumentar la familia, y Carola anunció su embarazo en el invierno de 2016. Sin embargo, en enero de 2017 se conoció la noticia de que Escámez había perdido el bebé que esperaba: "Íbamos a ser 4, pero no ha podido ser... Embarazo ectópico. No he empezado bien el año, pero después de la operación de hoy, mi salud está mucho mejor y casi fuera de riesgo", compartió la deportista en su perfil de redes sociales.

Esta frustración se unió a la siempre dificultosa relación del humorista con su familia política. Se ha hablado mucho de que los padres de Carola nunca aceptaron a Miki, porque se trata de un clan muy poderoso, económica y socialmente, por lo que la figura mediática del actor no era bienvenida.

Miki y Carola, el 10 de octubre de 2015 en el bautizo de su hija Carmela.

La madre de Carola era la más exigente con el humorista hasta el punto de que protagonizaron una gran discusión el verano de 2017, y por la que la suegra de Miki pidió el enfrentamiento en los tribunales contra su yerno y su propia hija. Así, el actor y Carola se alejaron de ella e incluso le prohibieron ver a su pequeña Carmela.

A pesar de estar muy unidos en esta disputa familiar, la pareja no ha superado sus diferencias, y desde ahora emprenden caminos separados, aunque con la responsabilidad eterna de cuidar del bienestar de su hija en común.

[Más información: Miki Nadal adelgaza 10 kilos en tiempo récord]