Samantha Vallejo-Nágera (50 años) ha acudido a la inauguración del primer restaurante Rodilla con una plantilla compuesta por personas con discapacidad intelectual y la chef ha explicado lo imbuida que está en este asunto ya que su tercer hijo, Roscón, nació con Síndrome de Down. 

Noticias relacionadas

Para Samantha, que personas como su hijo puedan ser incluidas en la sociedad como uno más es un motivo de alegría. La chef cuenta con diversas personas con discapacidad en su negocio de catering y disfruta viendo como su hijo quiere ser camarero. Además, el pequeño se ha convertido en la primera cara infantil de Zara con Síndrome de Down, todo un orgullo para la familia.

¿Qué le parece esta iniciativa?

Me parece espectacular. Es una maravilla este primer proyecto porque imagino que de aquí saldrán más cosas, siempre queremos más y que la gente coja ejemplo. Ha sido un buen rollo ver a todo el mundo trabajando...

Samantha Vallejo-Nágera ha acudido a la presentación del local Rodilla, integrado por personas con necesidades especiales.

Se emocionó mucho cuando una amiga suya la llamó y le contó la noticia.

Sí. Me lo contó una amiga y me lo decía con tanta ilusión que me puse súper contenta de ver que funcionaba. Hoy he llegado y lo he visto: inclusión total, integración de personas con discapacidad intelectual... Siempre he pensado que la hostelería es un sitio muy bueno para dar trabajo a nuestras personas especiales y aquí está la prueba.

¿Qué tal está Roscón?

Desde que es pequeño quiere ser camarero. Le gusta trabajar, todo el tema de quitar y poner la mesa... Roscón se fija mucho en los detalles. Si hay una flor en la mesa le gusta que esté impecable. Creo que es una salida laboral maravillosa y espero que esto sea un principio de una historia muy larga en la que muchas de nuestras personas especiales trabajen.

¿Le ayuda en el catering? ¿Es obediente?

A veces lo meto en la recogida de las bodas, me gusta que vaya metiendo los vasos en las cajas. También tengo otras personas con discapacidad trabajando de camareros... es un principio que las empresas tendrán que adaptar, porque aportan mucho.

El hijo de Samantha, Roscón, quiere ser camarero de mayor.

Entonces, a Roscón le encantan los detalles.

Mis otros hijos llegan a la mesa, hay flores y les da igual. Roscón llega a la mesa ahora que han florecido las rosas y se sorprende. Le encanta fijarse en las cosas. Cuando me pongo mona también me dice: "Wow mamá, qué guapa".

Ha sido parte del catálogo de una firma de ropa, ¿cómo surgió ese proyecto?

Es como lo que hablábamos antes, inclusión total, integración una vez más. Ha sido la primera vez que ha trabajado de modelo, con su nomina, contratado.

¿Repetirá?

Roscón tiene 11 años y ahora está pensando en bañarse en la piscina... no me va a pedir más.

¿Qué tal el trabajo?

Muy bien. Muy divertido. Vamos a tener un programón para la vuelta de verano. Las celebrities dan mucha guerra pero lo estamos pasando muy bien.

¿Tienen planes para el verano?

Grabar. Todavía pensando en trabajar. También empieza la temporada alta del catering.

[Más información: Zara ficha al hijo de Samantha Vallejo-Nágera, el primer modelo con síndrome de Down de su web]