Fue la semana pasada cuando saltaba la noticia de que David Bustamante (37 años) Paula Echevarría (41) ponían a la venta su casa de Villafranca del Castillo, esa en la que convivieron durante sus felices años de matrimonio. Tras el sonado divorcio, y con las partes rehaciendo sus vidas por separado, el único vínculo que los unía era la que fue su casa conyugal. Ahora, con el cartel de 'se vende' colgado de la fachada, ya ni siquiera existe ese punto en común. Ahora bien, ¿por qué vende el cántabro precisamente ahora, y no antes, el que un día fue su hogar?

Noticias relacionadas

Según ha podido conocer JALEOS, la razón de la venta no es otra que "el levantamiento total de todos los embargos" que pesaban sobre El Cantábrico, la mansión familiar. En el momento en el que el intérprete "se liberó de ese litigio con Hacienda" tuvo vía libre para efectuar ese trámite, "al que le tenía muchas ganas". Y es que, ese fleco legal venía coleando -y torpedeando- desde hace tiempo y, por fin, ya no existe escollo alguno para conseguir rédito económico. 

Bustamante y Paula Echevarría junto a la fachada de su casa en montaje JALEOS.

No obstante, según ha podido conocer también este periódico, la liberación de los embargos no es el único motivo por el que Bustamante se deshace de la 'piedra angular' de su pasado marital. "David está decidido a dar un paso al frente en su historia de amor con Yana Olina (31) y, como etapa nueva, quiere empezar desde cero. Está muy ilusionado con esta historia y ella casi ya vive en su casa", se desliza. Se apunta que "Yana prácticamente ya vive con Bustamante y tiene una excelente relación con la pequeña Daniella". 

Volviendo al embargo, cabe recordar que la propiedad -hasta el día de su futura venta- pertenece en un 80 por ciento a Bustamante, mientras que el 20% restante es de Paula. Cuando optaron por romper su relación sentimental, el inmueble arrastraba una anotación de embargo administrativo a favor del Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada por un valor de 6.513,26 euros, y otra a favor del Estado de 720.435,73 euros -esta última solo sobre el 80% propiedad de David-, como informó entonces Vanitatis.

Todo eso hoy ya es historia, afortunadamente para David y Echevarría. En este punto, hay que apostillar el precio que pretenden extraer de la casa. Cuando firmaron la compra lo hicieron por un valor de 1'4 millones de euros, pero en la actualidad la vivienda se ha puesto en venta por casi 2 millones euros. Un alto precio, que beneficiará a los excónyuges cuando encuentren al comprador adecuado.

Su historia de amor con Yana Olina

Llevaban un año sin confirmar lo que para muchos era un secreto a voces: su paulatina historia de amor. Desde que se conocieran en el programa de baile de TVE Bailando con las estrellas en 2018, el flechazo y la química entre ellos fue un hecho. Después de tanto tiempo intentando ocultar su relación de cara a la galería, el pasado mes de abril ambos decidieron dar un paso al frente y confirmar su romance. 

Incluso, se pusieron de acuerdo en los tiempos para declararse su amor públicamente. El primero fue el cántabro al publicar en su Instagram la frase "gracias por hacer que cada día sea especial", acompañada de una tierna imagen en la que David coge en brazos a Olina a orillas del mar en una cala. A las pocas horas, le tocó el turno a ella, quien dio la réplica públicamente de este modo: "Mi alma gemela. La que te hace sentir la que más. Eres mi mundo, eres mi TODO. Gracias por amarme como soy. Nunca me sentí tan amada y nadie se preocupa por mí tanto como tú. Eres la mejor persona que conozco...Siempre contigo...feliz, feliz feliz. Te amo".

Con su declaración de amor se confirma, de una vez por todas, su bonita historia de amor. Esa con la que tanto jugaron al despiste ambos en los inicios. En ese momento, el del inicio del romance, tan solo se hablaba de la buena sintonía existente entre ambos, fruto de todo el tiempo que pasaban juntos en el espacio de baile del ente público, pero los protagonistas siempre se habían negado a la hora de confirmarlo públicamente y optaron por centrarse en sus carreras, y alejarse un tanto físicamente. Al menos, de cara a los medios de comunicación. En este tiempo apenas se ha podido ver a Yana en la casa del cantante. De hecho, aquellas entradas y salidas de la joven se han espaciando en el tiempo hasta casi desaparecer; se optó por la discreción. Esa que hoy han decidido, por fin, dejar atrás. 

[Más información: Entramos en la casa familiar que David Bustamante y Paula Echevarría han puesto en venta]