Álex Lequio (26 años) ha tenido que regresar al hospital por un "sustito". El propio hijo de Ana Obregón (64) ha sido el encargado de anunciar esta noticia a través de sus redes sociales.

Noticias relacionadas

En la publicación se puede ver una pantalla que se utiliza en los centros médicos para monitorizar las vitales de los pacientes. Junto a la fotografía, el empresario ha escrito un comentario en el que deja claro que sigue tomándose con humor sus problemas de salud. 

"Ohh 'Philipo' (en referencia a la marca de la pantalla) de mis amores, tan rocinante como siempre y tan resonante como nunca. Eres como una versión arcade enfurecida de las óperas de Wagner", ha escrito Lequio.

"La única diferencia es que vas a tope de energía y no callas aunque te desconecten. Llevo media hora mirándote fijamente para que te apagues y no me recibes. Qué decepción... Seguramente te hayas quedado sin WIFI. ¿Esto va con mando? #ElMentalista #EpisodioXIIIFascículoDécimoSexto #Sus-titos #Sus-critos", ha añadido. 

La publicación no ha tardado en llenarse de multitud de comentarios de sus seguidores, que se han mostrado preocupados por este mensaje: "¡Que todo vaya bien sea lo que sea!", "Que sea leve y te recuperes pronto", "¿Es una revisión?" o "¿Estás bien, tío valiente?". 

Un año luchando contra el cáncer

Hace poco más de un año, el joven comenzó uno de los momentos más complicados de su vida cuando los doctores le diagnosticaron que padecía un cáncer. Entonces, el empresario, su madre Ana Obregón, su padre Alessandro Lequio (58) y su novia en ese momento tomaron un avión hasta Nueva York para que comenzara un tratamiento en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center.

Fueron varios meses centrados en la lucha contra la enfermedad, alejados de la sociedad y del mundo mediático. Hasta el 24 de julio del año pasado, cuando Álex y su madre compartieron una fotografía en sus redes sociales con la Gran Manzana de fondo en la que confirmaban la noticia: "He intentado agradeceros a todos los mensajes de apoyo que me habéis mandado por privado uno a uno, pero sois tantos que no soy capaz, por ello aprovecho este momento para deciros que estoy muy agradecido y deseando volver. Muchos abrazos a todos".

La próxima vez que sus seguidores supieron de él fue en septiembre del año pasado, cuando anunció una buena nueva a través de sus redes sociales: "Fascículo VII, capítulo segundo: hoy en Españoles por el extrarradio se cierra el telón en la ciudad de los puentes, edificios eternos y calles que pecan de insomnio. Ponemos rumbo a Nueva Jersey para emprender una nueva y quisquillosa etapa del tratamiento. Siempre agradecido de vuestros mensajes de apoyo. Un beso muy fuerte a todos los luchadores y luchadoras", explicó en ese momento. 

Fueron un conjunto de tratamientos punteros que tuvieron un buen resultado y a principios de octubre ya se hicieron públicas las fotografías de Ana y Álex aterrizando en Madrid. Era el final de su estancia en Estados Unidos, pero no el de su lucha contra el cáncer. 

Desde entonces continuó su tratamiento en nuestro país en dos centros también punteros: la Clínica Universidad de Navarra y el hospital Quirónsalud de Barcelona, como confirmaron las fotografías que publicó en exclusiva JALEOS

Finalmente, el 15 de marzo Ana Obregón desveló la noticia más esperada en todo este año: "La pesadilla por fin ha terminado", aseguró la actriz durante su visita al programa de Roberto Vilar (47), Land Róber Tunai Show, en la televisión gallega. 

[Más información: El sorprendente desplante de Álex Lequio a la prensa en su última aparición pública]