Qué tontos han sido en Gran Hermano DÚO este miércoles, y no me refiero en absoluto a que hayan mandado a casita a Alejandro Albalá (25 años) y Juan Miguel; ahí se ha hecho justicia divina. Kiko Rivera (35) es la estrella y María Jesús la carnaza, la ganadora moral. Nadie discute esos extremos. Me vengo a referir a que ni siquiera han disimulado cuál será el ganador este jueves, al menos de puertas para adentro, en petit comité. Ojo, yo lo entiendo como una torpeza de manual, tan desenfadada como insultante para los que aman este reality; ahí tienen al presentador provisional del cotarro, Jordi González (56) -cómo te echamos de menos, Jorge Javier Vázquez (48)-, dejando ver su animadversión pura y dura contra María Jesús Ruiz (35).

Noticias relacionadas

¿Dónde quedó aquello de que un presentador no debe posicionarse bajo ningún concepto? ¿Dónde quedó eso que tanto se nos inculcó -por no decir inyectó en vena- en la universidad de que la objetividad debe prevalecer por encima de todo?. ¡Ja! Me río yo de eso y se ríe Jordi, a mandíbula batiente. ¿Que no se lo creen? Este miércoles, en mi opinión, el catalán ha cometido una de las mayores torpezas: minusvalorar y, lo que es peor, ridiculizar y reírse de la madre de la exmiss España. Resulta que Juani, la madre de María Jesús, se ha visto obligada a salir del plató al ver desmadejarse a su hija en el confesionario, y el presentador, lejos de acompañarla para darle ese ánimo que tanto se ansía, casi le ha escupido en el ojo: "¿Es que todo el mundo llora en esta familia?"

María Jesús Ruiz, aquejada en sus últimas horas de estar muy sola en Guadalix. Mediaset

¿En serio es necesario esto cuando una mujer se encuentra casi convulsionando en el drama? ¿De verdad no se puede escarbar un poquito en primeros auxilios emocionales? ¿Sacar empatía a crédito? A ver, qué decir, un tranquila, que se hará justicia en breve. Joder, está todo inventado. No hay necesidad de hacer ese daño gratuito. La pobre señora -insisto, concursa su hija, no ella- no podía articular palabra ante la pulla de Jordi. Me pregunto, no sin maldad: ¿es necesario, querido, hacer ver tan a las claras tus predilecciones? ¿No te resta profesionalidad el hecho de que enseñes -insultando a la inteligencia, que fastidia más- tu ganadora del concurso? 

Por si esta pregunta no fuera lo suficientemente humillante, el menda va a más y, con la mamma anegada en lágrimas, remata: "¿Realmente crees que lo está pasando tan mal?" Ay, Jordi, amor, ¿por qué te cuestionas estas cosas solo con María Jesús? ¿Por qué no pones en duda otros dramas de los demás concursantes? ¿No será que vas a favor de obra, ahora que solo quedan ella y Kiko Rivera, o que quieres ver a Isabel Pantoja (62) recogiendo a su hijito del alma? Ahí, ahí, escarbo más en mi condición de mala gente: ¿no será que estás poniéndole la alfombra roja a Pantoja echando porquería sobre María Jesús? Huy, escucho turbulencias en tu pinganillo. Míratelo, y recuerda: en un presentador solo se pide objetividad. Tú no la tienes. Una pena, y encima congelas a tu público en el plató a través de tus gélidas exigencias climatológicas. ¿Por qué te tienen ahí, Jordi? 

Kiko y Albalá, contra María Jesús 

María Jesús, Kiko Rivera y Albalá durante su discusión. Mediaset

Antes de que la audiencia haya expulsado a Albalá y Juan Miguel, lo cierto es que en Guadalix se ha vivido una noche intensa en la que Kiko y la expareja de su hermana Chabelita (23) han descargado duramente contra María Jesús. No se creen nada de ella; ni sus lágrimas ni sus buenas palabras. Consideran que es una mentirosa descarada y así lo han hecho ver. Eso sí, qué cosas, no a la cara, por la espalda. Así, ¡como buenos caballeros! 

Albalá: "Lo único que ha hecho es espectáculo"; "Tiene apoyo, pero no sé de dónde lo ha sacado"; "¿Quién le paga los votos?"

Kiko: "Ella no es una santa"; "No me interesa para nada, a la cueva, a la cueva"

Esa manera de confabular sobre el pasado de María Jesús, esa forma de juzgar de dónde salen sus votos y el apoyo que recibe... se ha cobrado tu permanencia en el reality, querido Albalá. Mejor suerte ha corrido Kiko, claro que siempre hubo clases. Y no es lo mismo que tu mamá se llame Paz Guerra que Pantoja. Marca una gran diferencia. No creerás que se va a barrer en contra, ¿no? Eso sí, todo, TODO, todito, se disfraza de transparencia en Mediaset. Tan real como la objetividad que se estudia en la universidad. Pese al aquelarre, María Jesús se alza con la victoria... social, de momento. 

Expulsados de la final: Alejandro Albalá y Juan Miguel

Finalistas: Kiko Rivera y María Jesús Ruiz 

[Más información: Kiko Rivera, condenado por el juez en GH DÚO: sus tejemanejes con Hacienda]