Siento una indignación tremenda viendo el debate de Gran Hermano DÚO. Definitivamente, se han pensado los que dirigen el cotarro que el público es tonto y que no sabe leer entre líneas o sumar uno más uno. Una cosa es que se hagan las cosas de forma subrepticia y otra muy distinta es que se rían de la audiencia en su propia cara. Miren ustedes, NO. No sé el alcance de este humilde blog pero que, por favor, quede claro que yo no me chupo el dedo: desde el concurso están desplegando toda la artillería pesada para que Kiko Rivera (35 años) gane GH DÚO y, por ende, que su madre, Isabel Pantoja (62), acuda a recibirlo a plató, como ya hizo durante su estancia en Supervivientes. Da igual la justicia en este caso: el morbo prevalece siempre y ver a la tonadillera pisando Mediaset no está pagao. 

Noticias relacionadas

Ahí sí que es verdad que no hay ceros. Hay que recordar que la mala relación de Pantoja con la cadena de Fuencarral viene de muy lejos y que la persona que la propició, según los mentideros -Jorge Javier Vázquez (48)- se encuentra de baja. Por tanto, teniendo ya esa vía libre, la cadena no deja de hacerle la pelota a la artista de un modo u otro. Se sabe que es más que factible que asista al plató para abrazar a su hijo y, claro, cuando los puentes se encuentran más sólidos que nunca, ¡nadie debe meter la pata! Hay que hacer las cosas genial para que Pantoja no se enfade, hay que mimarla, tenerla contenta. Llevarla en palmitas. ¿Cuál ha sido el último movimiento favorable y que casi me hace caerme del sofá de la impresión?

Mila Ximénez tras declararle su apoyo a Kiko Rivera. Mediaset

¡Que Mila Ximénez (66) muestre su apoyo a Kiko como el digno ganador de este reality! Sí, sí, la misma que durante la mayor parte del mismo se lo ha pasado rajando del Dj, diciendo que es un vago, que no le gusta nada cómo lo está haciendo y despotricando, de paso, de su mujer Irene Rosales. Ante esto, yo me pregunto: ¿qué es lo que ha pasado para que se produzca este cambio de actitud? Si por algo se caracteriza la colaboradora de Sálvame es por no tener pelos en la lengua. ¿Entonces? ¿Toque de atención por parte de la cúpula? Anda, Mila, que no te cuesta nada, que tú vas a seguir pensando como hasta ahora. Tú pones ese mensaje, pones contenta a Isabel y luego ya le das la vuelta a ese apoyo. No cobro un sueldazo, pero me apuesto el 50 por ciento de mis emolumentos a que se ha producido algo parecido entre bambalinas. 

Así todo, Isabel Pantoja tiene vía libre para volver a pisar Mediaset por la puerta grande y con alfombra roja. Sin Jorge Javier -escollo importante, que mataría por saber lo que piensa realmente el catalán de esta situación- y con Ximénez como amiga. ¿Qué más se puede pedir? Jugada maestra la de Telecinco. Ojo, yo también hubiera hecho lo mismo, pero, ¡que no nos tomen por tontos! A veces con una confesión cómplice con el público se gana y se llega más. Vamos, estoy convencido de que si la cadena hubiera lanzado la encuesta ¿Quieren que Isabel Pantoja reciba a su hijo? se hubiera colapsado la centralita de llamadas. No hace falta que diga que Kiko se ha puesto contentísimo de que Mila esté de su lado: "No sabéis lo feliz que me hace eso". Y Ximénez sin poder contenerse la risa desde plató pensando lo que hay que hacer para seguir trabajando, tú

El comentario machista de Kiko a Irene por la falta de sexo 

Kiko e Irene durante la fiesta en la que se subieron la temperatura. Mediaset

Ya se sabía que Kiko Rivera es una persona bastante fogosa, que le gusta el sexo y disfrutar de él. No lo digo; se vanagloria él mismo dentro de la casa a la vez que refuerza la situación rascándose sus partes íntimas. Así, todo muy macho y muy español. ¡Que no se diga! El caso es que después de tantos días en el dique seco, Kiko anda por la casa suplicándole tema a Irene, la cual ya no sabe en qué idioma decirle que se espere, que ya total, para lo que queda... Y Kiko vuelve al ataque: "Nos despedimos con una hora sin cámaras, que el público lo quiere". Bueno, bueno, no te vengas tan arriba, criatura. Créeme que puedo pasar la noche sin ver semejante escena. 

El caso es que, en una de las fiestas de la semana, Kiko e Irene iniciaron un juego un tanto subido de tono y comenzaron a rozarse y a hablar de cómo se ligarían en el caso de no conocerse. Y Rivera, que otra cosa no, pero de inteligencia sexual anda sobrado, le ha soltado: "Mete la mano aquí (en sus partes pudendas), a ver si está caliente". Y al ver que Rosales esquiva la petición, él remacha: "Luego tendré que castigarme solo porque te quedas dormida". ¿En serio? ¿Es todo esto necesario, sobre todo cuando estoy comiéndome un sándwich? Ojo, que no se corta un pelo con la visita de Antonio Tejado (32), y vuelve a la carga: "Cuando lo hagamos vamos a durar muy poco". Ay, Dios, que machito eres, Kiko. ¿Ahí nadie dice nada? ¿Ahí nadie enarbola la bandera del machismo y el feminismo? 

Por cierto, que bonito el momento cuando Kiko ha desvelado lo mal que lo pasó la perrita de su madre -¿la que le regaló Jorge Javier?- cuando esta ingresó en la cárcel: "Lo pasó muy mal, estuvo semanas esperándola en la puerta". Por cosas como esta, Kiko gusta a la audiencia; cuando se abre en canal y no habla desde el machismo. Por eso Tejado, su jefe de campaña, le ha hecho ver que siga contando pildoritas de su vida, que eso ya tú sabes que vende mucho. Ah, que se me olvidaba: ¿os habéis dado cuenta de la cara que ha puesto Kiko cuando se ha insinuado que algún concursante tiene una centralita de teléfonos en su casa para ganar? Ahí lo dejo. 

Finalistas: María Jesús, Kiko Rivera, Irene Rosales, Juan Miguel y Alejandro Albalá 

Porcentajes: 13,5 / 28,4/ 24,6 / 8,9/ 24,6 

[Más información: Golpe de Estado en GH DÚO: se descubren todas las mentiras de Sofía Suescun]