Su nombre forma parte de la historia de la música española. Primero por su pertenencia al mítico grupo Mecano y después inició su carrera en solitario. Ana Torroja (59 años) sigue en el primer plano del panorama melómano gracias a su nuevo single, Llama.

Ese fue el motivo para que este jueves la cantante madrileña visitó el plató de El Hormiguero. El primer elogio de su nuevo trabajo se lo dio el presentador del talk show, Pablo Motos (53): "Gracias, porque la primera vez que la escuché sentí la misma emoción que cuando escuchaba algo nuevo de Mecano".

Esas sensaciones, al parecer, las compartía la propia Torroja: "Es la misma ilusión que sentí cuando hice la canción. Eso es el motor para seguir adelante. Puedes hacer uso y abuso de ella". Aprovechando su visita, la artista reveló algunos detalles sobre Llama:

"Hacer una canción buena es complicado. La han compuesto hasta siete personas, es algo que sucede mucho fuera de nuestro país, y eso hace que tenga ese toque mágico. Es de esas canciones que las escuchas y sale el sol; es como liberadora".

Ana Torroja, la última invitada de 'El Hormiguero'. Gtres

Torroja se ha apuntado a esa moda de la industria discográfica de sacar un adelante sin tener siquiera fecha de publicación de su nuevo disco. "Siempre se han sacado singles, ya lo hacíamos con Mecano y eso te daba tiempo para ir trabajando en un disco y testar qué gustaba a la gente".

Sin embargo, la espera tocará a su fin pronto: "Tenemos ocho canciones grabadas, hay dos o tres que pueden ser singles, faltarían dos temas más. Calculo que a finales de año saldrá el disco. Paciencia".

"He probado casi de todo"

En los últimos años, la vida de Ana Torroja ha estado muy ligada a México, tanto desde el punto de vista profesional como personal. Por ello, Motos preguntó sobre las experiencias a nivel culinario: "He probado casi de todo. He comido gusanos con Alaska y Mario, saben a pipas; el chapulín ya me cuesta un poco más, se lo toman con limón y me da cosa. Los escamoles no están mal…", detalló.

Ana Torroja, desvelando divertidas anécdotas en el programa de Pablo Motos. Gtres

Mucho menos agradable fue la situación que vivió durante un concierto."Sufrí un terremoto en Puebla el 7 de septiembre, una fecha que no se me olvidará. Estaba cantando Mujer contra mujer, noté un desequilibrio, pensaba que sentía mal de altura, me dijeron que bajara del escenario. El promotor me invitó a seguir cuando paró el temblor, pero al poco de volver me acabé cayendo, me frenaron unas telas, aunque me di un golpe gordo; tenía la mano sangrando. Acabé el concierto por esa adrenalina que sientes y que hace que te olvides de todo. Tengo un ángel por ahí que me guarda", evocó.

Esa confesión dejó paso a la sección de Nuria Roca (46). En este caso no hubo consultorio, sino un repaso a ciertos titulares periodísticos relacionados con el programa (incluido uno de esta sección) que la colaboradora tildó de "exagerados".

Devolviendo el protagonismo a Ana Torroja, Marron hizo un experimento con la ayuda del público que sirvió para recordar algunos de los grandes éxitos de la artista a lo largo de su trayectoria, especialmente durante su prolífica etapa con Mecano. Aunque Pablo Motos sacó a relucir su espíritu competitivo, Torroja ganó la prueba por goleada. "Nunca he perdido tan a gusto como esta noche", reconoció el presentador.

Sin duda el momento anecdótico del programa llegó con el habitual sorteo de 3.000 euros. En esta ocasión, la tecnología jugó una mala pasada al equipo de El Hormiguero que estuvo varios minutos intentando averiguar quién había sido el primer espectador en enviar la foto requerida, lo que frenó el ritmo del talk show.

[Más información: OT 2018: Ana Torroja se salió con la suya y la "mariconez" se entonó a viva voz]