El paso de Ana Obregón (63 años) por el programa de Telecinco, Volverte a ver, no dejó indiferente a nadie. Su emotivo testimonio al hablar del delicado proceso por el que está pasando su hijo, Álex Lequio (26), provocó la conmoción entre los espectadores. Además, la Fundación Caico, con la que la intérprete colabora, juega un papel muy importante en su vida y también en la de su progenitor.

Noticias relacionadas

Tanto es así, que, tal y como ha podido saber JALEOS, 'La galleta solidaria', iniciativa de la Fundación Caico, y con la que la actriz se dejó sorprender durante el programa, ha sido todo un éxito: "Hemos recibido muchísimos pedidos de galletas por toda España, y quieren poner puntos de venta por todos los sitios. Hemos recibido más de 300 llamadas... Cada galleta es un mensaje de fuerza y ánimo para ti y tu niño. Todo va a ir bien, ya verás", le desean a Ana desde la fundación.

La sorpresa que se llevó Ana durante el programa, vino de la mano de Patricia, colaboradora de la Fundación Caico, y que ayuda en la lucha contra el cáncer infantil. Esta quiso agradecerle a Ana Obregón en primera persona el apoyo y la colaboración que tanto ella como su hijo Álex aportan a la fundación. La actriz y su hijo continúan con el proceso de tratamiento por el cáncer, y es por eso que Patricia quiso aprovechar el momento para enviarle mensajes de ánimo, ya que ella ha superado una complicada etapa de tratamiento para acabar con un cáncer de hígado de de su hijo, lo que provocó que se sintiese muy identificada con la actriz.

Durante su paso por el formato de Telecinco, Obregón dejó claro que "lleva 8 meses ausente, haciendo el papel mas difícil de su vida, el de madre". La televisión forma parte de su hábitat natural, y así lo lleva demostrando más de 40 años.  Y es curioso porque nunca me he puesto nerviosa al pisar un plató y ahora lo estoy, no me siento Ana Obregón, sino la madre de un hijo que está mal".

"¿Qué queda de esa Ana Obregón?", le preguntó el pasado viernes Carlos Sobera. A lo que ella ha respondido: "Todo, que lucho con uñas y dientes y más por un hijo. Soy una luchadora y puedo seguir luchando pero porque la fortaleza me la da mi hijo". Y su principal deseo lo tiene muy claro: "Espero que mi hijo se cure del todo, que esto se pase, porque es una lucha. No sé si la gente es consciente que cada año se detectan 200.000 casos nuevos de cáncer. Es necesario que la gente lo sepa, y está bien que se diga alto y claro que se puede".

Cabe añadir, además, que tal y como adelantó este medio la pasada semana, el caché -entre 10.000 y 15.000 euros- que cobró la actriz ha ido destinado a esta fundación, igual que ha hecho en otras ocasiones cuando ha concedido una entrevista para alguna publicación escrita.

[Más información: Ana Obregón: "Daban un diagnóstico muy grave para el cáncer de mi hijo, porque es extraño"]