"Esperanzada, aunque todavía habrá que esperar un poco más de tiempo para conocer los resultados". Estas son las palabras de Santina D'Alessandro Biondo en exclusiva para JALEOS apenas días antes de conocer qué desvela la tercera autopsia de su hijo Mario. La más completa de todas, la que según sus familiares "ha sido solicitada por la fiscalía para confirmar el asesinato".

Noticias relacionadas

'Asesinato' y no 'suicidio', tal y como se decretó en España. Esa es la postura que los Biondo defienden desde que el que fuera marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva (45) fuese hallado muerto en extrañas circunstancias en el piso que el matrimonio compartían en el centro de Madrid. Tras dos autopsias y casi seis años de sepultura, el cuerpo sin vida del cámara de televisión fue exhumado el pasado 5 de noviembre para ser sometido a un tercer análisis en el Instituto Anatómico del Policlínico de Palermo. Un examen exhaustivo que tal y como pudo saber este medio de comunicación incluyó rayos X y un TAC. 

El ataúd de Mario Biondo en el cementerio de Palermo.

Para realizar las pruebas específicas, el fiscal nombró a un grupo de cuatro peritos -Vittorio Fineschi, médico forense, Marcelo Chiarotti, toxicólogo, Chantal Milani, antropóloga y Aniello Maiese, médico forense-, y la familia Biondo, por su parte, decidió "no repetir el error cometido en 2013, confiando únicamente en el trabajo de los expertos designados por el fiscal". Para ello, han contratado a tres expertos privados -el profesor Mariano Cingolani, médico forense, el profesor Maurizio Cusimano y la toxicóloga Federica Umani Ronchi-.

Estos profesionales disponían de 60 días para entregar los resultados definitivos de esta tercera autopsia. Un tiempo que finalmente se retrasará, según desvela Santina a este medio: "Creo que finalmente conoceremos los resultados para finales del mes de enero. El día 5 se cumplen 60 días pero durante las fiestas de Navidad detuvieron su trabajo".

Los Biondo, casi seis años de espera

Santina y Pippo Biondo en la exhumación del cuerpo de su hijo Mario.

Han casi seis años desde la inesperada muerte de Mario Biondo. El cuerpo sin vida del operador de cámara de Telecinco y Televisión Española era hallado en el salón del hogar que compartía con su mujer, la periodista Raquel Sánchez Silva. Tras días de incertidumbre, dolor y conmoción, el caso se cerró en España. La justicia consideró que Mario se había quitado la vida voluntariamente y a su caso se le otorgó la categoría de 'suicidio'. En la versión opuesta se encuentra la familia del italiano, que defienden a todas luces que lo de su hijo no es un suicidio sino que se trata de un asesinato.

En voz de la propia Santina, "casi seis años de continuo dolor y de duras batallas para demostrar que las conclusiones de España y de Raquel no son verdaderas. Casi seis años intentando demostrar su verdad con pruebas, negro sobre blanco, de los prestigiosos peritos que han señalado que Mario Biondo fue asesinado". Ahora, más de un lustro después, los Biondo se agarran a la tercera autopsia, cuyos resultados están a pocos días de ver la luz. En una imagen de su cuenta de Facebook, Santina y la familia Biondo desean "Muchas felicidades y feliz año a todos!! ❤ Nuestro deseo es que por fin el 2019 pueda ser el año de la #JusticiaParaMario #NosotrosLoCreemos #AsesinosCómplicesALaCárcel".

[Más información: La madre de Biondo pide 8.000 euros para pagar a los peritos de la autopsia y abre una cuenta]