Que Miriam Saavedra (24 años) está atravesando por su mejor momento profesional tras ganar los 100.000 euros del premio de Gran Hermano VIP es un hecho indiscutible. Después de que el reality show estrella de Telecinco echara el cierre la pasada semana, la peruana está pasando unos días frenéticos de Navidad. Y es que, no solamente se está reubicando a su vida fuera de la casa de Guadalix después de tres meses privada de libertad, sino que no cesan las ofertas laborales que se le proponen sin descanso. 

Noticias relacionadas

Según ha podido confirmar JALEOS, la reina inca que conquistó a los espectadores "cuenta una oferta para protagonizar en el canal Mtmad un reality para narrar su día a día". Si bien es cierto que en estos momentos su representante y entorno la están "previniendo" para que sea "selectiva y cuidadosa" con los proyectos que se le amontonan en la mesa, Saavedra está estudiando especialmente esta oferta: "A ella le encanta el mundo de las cámaras y sabe que es el momento de trabajar mucho porque la televisión viene y va". 

Miriam Saavedra en imagen de archivo. Gtres

Eso sí, es consciente de que la sobreexposición "no es aconsejable", de ahí su recelo con los proyectos. Sin embargo, grabar un reality propio no sería lo único que la concursante tiene en stand by. Además, según deslizan a este periódico, "tiene bastantes bolos firmados por las discotecas de España y un contrato de un año firmado con la Fábrica de la tele para ser colaboradora de Sálvame". Así las cosas, se prometen meses muy agitados para la que fuera pareja de Carlos Lozano (55).

En forma de números, aparte de los 100.000 euros que se ha embolsado por ganar el concurso, hay que sumar los cerca de 60.000 por sus tres meses encerrada en Guadalix -alrededor de 5.000 por semana-, y los 2.000 por bolo que se embolsaría. Teniendo en cuenta que tiene firmadas cerca de quince fiestas en las que su asistencia será su principal reclamo, la cifra se elevaría a 30.000 euros. Por si estas magnas cifras no fueran lo suficientemente apabullante, este medio ha podido conocer que por cada emisión de Mtmad Saavedra se ganaría cerca de 500 euros. Sin conocer los episodios que se grabarán, el montante total superaría con creces los 200.000 euros. Todo ello, sin engrosar las entrevistas adicionales en alguna revista o en un Sábado Deluxe

Miriam, una mujer hecha a sí misma 

La peruana inca. Gtres

Durante el concurso de Telecinco quedó patente que Saavedra es una mujer con garra que no teme al enfrentamiento y que, como le aseguró Jorge Javier Vázquez (48), vive la vida como si de una telenovela se tratara. Una percepción que, echándole un vistazo a su pasado, queda más que acreditada. Cuando llegó de Perú, su país natal y donde conoció a Carlos, todo fue dulzura y amor tórrido con el presentador hasta que la paz terminó y llegaron los reproches y los platós de televisión en esa hipotenusa emocional entre Lozano, Miriam y Mónica Hoyos (41). Esa es la parte pública y notoria, pero Miriam ha tenido un pasado antes de Carlos, igual que ahora tiene un brillante presente y futuro sin él. "Yo desde pequeña he intentado siempre buscarme la vida", reconocía la peruana durante los meses que ha hecho vibrar a los seguidores de esta edición. Con 24 años, la peruana tiene un largo currículum en apariciones en medios, y no solo en televisión. Ella misma no ha tenido reparo de hablar de ese pasado: "He hecho de modelo, pequeñas cosas, no grandes… Pero he trabajado en lo que a mí me gustaba por mis propios méritos".

Mucho se ha especulado sobre el pasado de la peruana en su país. La primera fue Mónica Hoyos, quien ha insinuado en muchas ocasiones un oscuro pasado de Miriam que nadie ha podido a confirmar. "Cuenta a qué te dedicabas en Perú, sé valiente", la retó una vez Hoyos. Por aquel entonces, Miriam era una simple "anfitriona" esperando su salto a la fama. Aunque pueda sonar mal, anfitriona es como se conoce a las azafatas y modelos de catálogo en su país.

En esa época, mantuvo noviazgos con un joven futbolista, Jean Deza, cuando aun no era famoso; con otro futbolista, Johan Rey, a quien terminó denunciando por agresiones y contando su historia en televisión; y con el actor y productor de televisión Renato Rossini, 20 años mayor que ella. En 2015, Miriam participó en la película Al filo de la ley. Como ella misma ha contado, eran pequeños papeles que realizó cuando ya había cumplido los 20, en uno de ellos interpretaba a una bailarina de un bar de estriptís. En definitiva, pese a su juventud, una vida intensa que, de seguro, quedará plasmada en su reality propio. Tiempo al tiempo. 

[Más información: Fin a la dictadura de Miriam en GH VIP: ni su amiguito Koala la apoya]