Pablo Motos (52 años) ha despedido a su madre hace solo 24 horas. A primera hora de este martes el presentador recibía la peor de las noticias, justo antes de Navidad. Esta época está marcada por la tristeza para él, pues su padre también falleció cerca de esta fechas, el 11 de enero de 2016.

Noticias relacionadas

El adiós de su progenitora volvía a coincidir en un día de trabajo para Motos. A pesar del duro golpe, Pablo tomaba las riendas de El Hormiguero este martes apenas horas después de la triste noticia. Algo similar a lo que ocurrió hace más de dos años. Su padre moría en fin de semana pero el mismo lunes ya estaba presentando el programa.

Desde pequeño adoraba la guitarra.

La figura de su padre nunca fue pública. Era cocinero en un hospital de Requena, de donde es originaria la familia, y por la tarde iba a la fundición, y los fines de semana vendía revistas de ganchillo. Para la venta se llevaba consigo al joven Motos para que diera pena con esa cara tan expresiva que le caracteriza. Y ese era el único momento en el que el pequeño Pablo se portaba bien. Porque, sobre todo, a llegada la adolescencia, la rebeldía del presentador era constante y pasaba más tiempo castigado en el sótano de casa que en la calle. Hasta el punto de que casi fue detenido por la policía, un episodio del que sus padres fueron testigo.

De ahí que en los últimos años y, más aún, desde que ascendió su éxito televisivo, se dedicó a hacer la vida más fácil a sus padres: "Ahora intento compensar lo rebelde que fui de niño y procuro que se sientan colmados de todas las formas posibles, tanto mi padre como mi madre", confesó en 2013.

El padre de Motos moría en Valencia tras una larga enfermedad, dejando a Pablo y su hermana mayor, devastados. La noticia se dio a conocer cuando, precisamente ese mismo lunes, su ilustre invitado, Alejandro Sanz, le expresó una tierna frase al finalizar el programa: "Yo sé que es un día muy especial para ti, pero el jefe -señalando al cielo- está orgulloso de ti, seguro".

Su madre, sin embargo, si es conocida por el gran público. Amelia Burgos hizo pequeñas colaboraciones con el programa durante el año 2012. Entraba por teléfono y charlaba con los famosos con su humilde salero. 'La Amelia' enamoró a la audiencia y se convertía en lo más comentado en redes sociales. Y es que las bromas entre madre e hijo eran constantes en prime time hasta el punto de que Pablo Motos aseguró que consiguió que trabajara para él porque "le hizo un contrato millonario que no pudo rechazar", porque ella "puede hacer lo que le dé la gana que para eso es la madre del jefe", dijo sin poder contener la risa.

Aunque este martes por la noche las lágrimas inundaron el rostro de Motos. Aguantó más de una hora el dolor interior y solo al despedir el programa confesó que se lo dedicaba a su madre recién fallecida. Un gesto en el que se notó la tristeza actual del presentador.

[Más información: El secreto de la riqueza de Pablo Motos: un entramado empresarial millonario]