Ya son tres semanas seguidas las que alguien del entorno Matamoros se sienta en el plató de Sábado Deluxe. Si las dos semanas anteriores era Makoke (49 años) quien visitaba el programa presentado por Jorge Javier Vázquez (48), esta lo hacía Diego Matamoros (32), a quién la separación de su padre Kiko Matamoros (62) y la ex concursante de Gran Hermano VIP le ha ido como anillo al dedo, confirmando lo que llevaba tiempo diciendo del matrimonio por los platós de Telecinco.

Desde el primer momento, Diego nunca ha tenido buenas palabras para su padre y la pareja de este, mil y una veces afirmaba que su relación no era como la pintaban, asegurando que se trataba de pura apariencia y que entre ellos escondían un sin fin de deslealtades y trapos sucios. Ahora que el destino o, más bien, la expareja le ha dado la razón, se presentaba en el Deluxe con la escopeta cargada dispuesto a desenmascarar a Kiko y a Makoke.

Diego en 'Sábado Deluxe'. Mediaset

El hermano de Laura Matamoros, con quien tampoco se dirige la palabra desde hace algún tiempo, llegaba al programa con la moral más que reforzada y le presentaban como el oráculo premonitorio que iba soltando conjeturas, las cuales poco a poco se han ido confirmando. La noche empezaba con los colaboradores leyendo alguno de los dardos que en su momento había lanzado y que casi nadie dio crédito por aquel entonces.

La venganza de Diego contra Makoke

Además, el invitado aseguraba que por fin llegaba el momento que llevaba 20 años esperando para demostrar que la mala de la historia es Makoke y no su madre Marián Flores. Añadía, además, que mientras que la ex azafata del Telecupón había aireado sus problemas, su madre no había dado nunca una entrevista.

Makoke Gtres

Diego llegó dispuesto a poner en su sitio a Makoke más que a su padre, con quien, en un principio, tenía una actitud más conciliadora, y aseguraba que ha habido más infidelidades por parte ella que por parte de su padre. Contaba un episodio que ocurrió hace 5 años, estando Kiko presente. En una fiesta, la madre de Javier Tudela empezó a tontear con otro hombre estando muy cerca del padre de su hija, y, cuando este se enteró, "se volvió loco" y tuvieron tal discusión, que se enteraron todos los presentes de lo que había ocurrido. Tanto Jimmy Giménez-Arnau como Diego Matamoros confirmaron que tanto Makoke como Kiko se trataban muy mal entre ellos y que su relación comenzó meses antes de que naciera su hermana pequeña Irene, y no cuando esta tenía 6 meses, como aseguraba su ex madrastra. Ante esto, un sábado más, Kiko conectaba en directo desde su discoteca y entraba como un miura atacando contra todo el que se atreviera a interrumpirle y con el punto de mira en su hijo, a quien con sus duras palabras hizo terminar llorando. "Eres vomitivo", "lo que haces es antiético" o "vete a la mierda, chaval", fueron algunas de las perlas que el colaborador de Mediaset soltó por su boca.

El bombazo de la noche llegó de la mano de Gustavo González (52), con la confirmación de Diego. Y es que, como contaba el paparazzi, un día Kiko Matamoros llegó a su casa, cuando aún vivía con Marian, con un fuerte golpe en la cabeza como consecuencia de un altercado que protagonizó con Javier Tudela padre porque ya estaría saliendo con Makoke.

[Más información: Los tres días de Anita Matamoros en España esquivando a su padre]