Toñi Moreno (45 años) está imparable. La gaditana, que se encuentra por segundo año al frente de los fines de semana de Telecinco, se ha enrolado en una aventura que poco tiene que ver con el mundo de la comunicación. Moreno ha sabido reinventarse y, además de ser una de las caras más populares de la cadena grande de Mediaset, se ha embarcado en un proyecto que ella misma ha catalogado de "ilusión"

Noticias relacionadas

Con el optimista mensaje que desprende el nombre del programa que presenta desde el verano de 2017, Toñi, en colaboración con Xyonrevolution, ha creado unas sneakers en las que se recogen las palabras "Viva" y "Vida". Hasta la fecha, en la web solo constan tres modelos: blancas y doradas, otras en piel blanca con el grabado de las letras en fucsia y otras bicolor (blanco y negro) con estrellas azabache alrededor de las palabras 'Viva' y 'Vida'. Son una edición limitada y sus precios son 39'90, 49'90 y 59'90 euros, respectivamente. "Qué bonitas son, ¿eh? Súpercontenta con vuestra respuesta", ha comentado en su última fotografía de Instagram. 

Toñi Moreno figura como administradora en dos empresas. Su primer contacto con el mundo empresarial data del año 2007 cuando creó Producciones La Rabiosa S.L, constituida para la "realización de actividades relacionadas con la producción, creación y distribución de todo tipo de programas de televisión, espectáculos teatrales y musicales, en cualquier soporte y medio".

Es decir, una empresa enfocada a sus proyectos de comunicación como presentadora. Su otra empresa es Pepa Tormento S.L. constituida a principios de este año en Sevilla para la comercialización al por menor de prendas de vestir en establecimientos especializados. 

Zapatillas 'Viva la Vida'.

Toñi Moreno entró pisando fuerte en Telecinco, con la única condición de hacerlo en zapatillas deportivas en lugar de usar tacones. "Lo de ir cómoda no es una pose. La estilista me permite salir en deportivas porque le expliqué que mi padre, en vez de dejarme un cortijo, me dejó una dolencia en el pie que me impide llevar tacones tanto tiempo", respondía en una entrevista para Teleprograma

Moreno ha sabido hacer de su comodidad un modelo de negocio. Una nueva andadura y otro tanto que se apunta tras conseguir superar el primer reto que le plantearon desde la cadena de Fuencarral: subir las audiencias de las tardes los sábados y los domingos. 

En lo que respecta a lo personal, el hermetismo siempre ha reinado en torno a la vida de Toñi. "Cercana, amable, atenta y comprometida", según cuentan sus allegados, Moreno tiene absoluta debilidad por los niños. Un anhelo, el de convertirse en madre, que no desecha y ante el que aún hoy muestra esperanza y tranquilidad.