La polémica persigue a David Bustamante (36 años) desde hace años. Cuando ya parecía que los rumores en torno a sus parejas se habían zanjado, el supuesto enfado entre el artista y su amigo, el bailarín Poty Castillo (58), vuelve a ocupar titulares y a convertirse en una pregunta recurrente en sus apariciones. 

Noticias relacionadas

Así ha ocurrido en el último evento publicitario del cantante en Ámsterdam, que ha aprovechado para dar su versión sobre estos hechos. "Lo que ha pasado, simplemente, es que hay persona que, en etapas de tu vida, estás todos los días con ellos y otras en las que no estás igual que antes", aseguraba Bustamante en una entrevista que este miércoles recogen varios medios. 

Palabras que no han terminado de convencer a la prensa medios allí presente. ¿La razón? El distanciamiento visible también en las redes sociales, donde se han dejado de seguir. Una práctica habitual entre los famosos cuando hay rencillas entre ellos. 

Bustamante, sin embargo, no ha querido darle mayor importancia y ha explicado que no es la primera vez que ocurre algo así con personas que conoce: "Muchas veces dejo de seguir a gente porque no me gusta lo que ponen"

Para Poty sigue siendo su amigo

Poty, por su parte, también ha querido dar su versión sobre los hechos en unas declaraciones recogidas hace una semana. El bailarín quiso dejar claro que el distanciamiento fue motivado por el cantante. "Si es cosa de que David ha dejado de seguirme, es cuestión de él: le tenéis que preguntar a él".

Una situación dura para Poty que, aunque ha vivido de cerca el mundo de la fama, son pocas las ocasiones en las que se ha convertido en un personaje de primera plana perseguido por los paparazzis. "Llevo treinta años en esta profesión, tengo un currículum impecable. Me da vergüenza estar hablando con vosotros... (en referencia a la prensa) y mira que tengo carrete para esto", aseguraba. 

Aún así, el bailarín no duda en aprovechar la presencia de los medios para recalcar que "David sigue siendo mi amigo, sigo teniéndole el mismo cariño que siempre, la misma admiración como artista, y no tengo nada malo que decir de él". 

Ha querido desmarcarse, asimismo, de aquellos que han asegurado que el enfado entre ellos se debía a la relación que Poty todavía mantiene con Paula Echevarría (41), la exmujer de David Bustamante, a quien habría presentado (supuestamente) a Miguel Torres (32). "Hemos sido amigos siempre, es más, leí también que si yo había propiciado encuentros aquí… No hay ni una sola foto, ni aquí, ni en ningún restaurante, sí que las hay de mi mujer y de Sonia que es la mujer de mi amigo. Éramos tres matrimonios que salíamos siempre juntos. Tanto Miguel Melgar (46), que fue jugador del Rayo, como yo, nos hemos mantenido al margen por respeto a David. Siete meses, buscad imágenes donde queráis". 

Una amistad de años que parece haber terminado de forma abrupta, con numerosas cuestiones y especulaciones en torno a ello que todavía necesitan una aclaración.  

[Más información: Poty, sobre el quiebre de su amistad con Bustamante: "Me dan ganas de llorar"]