Poco queda del Arturo Requejo (42 años) que triunfó en la pequeña pantalla gracias a su polémica intervención en Gran Hermano. El guipuzcoano que se ganó el sobrenombre de tiburón por sus líos sexuales triunfa ahora con una nueva versión de sí mismo. Su huerto, la nutrición saludable y la familia que ha formado junto a la cantante Merche (44), son ahora lo más importante para él. JALEOS habla con él para conocer mejor su nueva vida y saber cuáles son sus nuevos proyectos profesionales. 

Noticias relacionadas

¿Qué está haciendo ahora?

He estado formándome en el ámbito audiovisual, en la fotografía y en la realización cinematográfica y televisiva. Hice junto a un grupo de amigos un corto de 21 minutos y ahí es cuando aprendí de verdad sobre la profesión. Llevo junto a Merche su empresa de contratación y me he formado en edición de sonido para ayudarle en la composición. Pero mi hobby es mi huerto. 

Arturo en una imagen de su Instagram.

¿Y su papel en Instagram?

El Instagram lo manejo a nivel de calle, un lugar donde compartir mis experiencias en nutrición y dar consejos. Intento llevar una vida sana desde hace siete años, ser consciente de lo que estoy comiendo y de lo que les doy a mis hijos para porque nos estamos envenenando por todos lados. Pero estoy pensando en darle una salida profesional a esto porque veo que está funcionando muy bien. 

¿Piensa en hacerse instagramer?

Estoy planteándomelo de forma seria. Voy camino del vegetarianismo, ya me he quitado la carne y a finales de año me habré quitado el pescado. Lo hago porque no lo necesitamos, por el maltrato animal y porque no es comida de calidad; son animales sedados y estresados. Voy a empezar a hacer vídeos en Instagram TV sobre esta vida que estoy llevando. 

¿Por qué decidió desvincularse de la televisión?

Yo decidí que se acabara. A día de hoy me siguen llamando para muchos trabajos, pero los he rechazado porque en esta profesión se pierde el ritmo de trabajo y acabas malviviendo. Hay temporadas con menos trabajo, mucha exposición y poca recompensa económica. Al tener una familia esto no me compensaba porque no era compatible. No me importaría volver a la televisión si fuera un proyecto gordo porque sabes que la exposición va a merecer la pena, aunque es algo muy duro por culpa de las redes sociales. 

Arturo practicando yoga.

¿Vida anónima o vida televisiva?

Aunque quisiera estar en el anonimato, como he querido estar estos años, haber salido en la televisión y al ser mi mujer una celebrity, yo nunca voy a poder ser anónimo. Me he dado cuenta durante estos años que llevo retirado que al final siempre hay alguien que te llama y te pregunta. Nunca dejaré de ser famoso por eso no me importaría volver si tuviera un enganche potente.  

¿Estaría dispuesto a entrar en Gran Hermano VIP?

No me importaría ir a GH Vip. Hoy en día es un formato fuerte con gente de todo tipo. Es una alternativa para reengancharse en la televisión y ganar dinero, para eso iría, para luego aprovechar el tirón y poder encajar otra vez en ese trabajo para vivir de ello. Sería muy diferente a mi anterior reality, una experiencia más dura porque están todos con más ansía de pantalla y conocen en formato. Se me haría muy duro por estar distanciado de la familia que he formado, no sé si podría aguantar. 

¿Qué es lo que queda de aquel Arturo que se dio a conocer en la televisión?

Yo era mucho más de lo que se veía. Muchos nos hemos quejado de que sólo se mostrara una parte de la persona. Yo no voy a decir que no hice esas cosas pero cuando haces un resumen sólo de eso, te da una sensación de un tipo de persona. Era un chico soltero dentro de un reality pero yo tenía una vida muy ordenada pero, de repente, tenía muchísima exposición gracias a la televisión. 

Merche y Arturo en una imagen de archivo. Gtres.

¿Cómo les tratan cuando acaba el concurso acaba?

Zeppelin es maravillosa, ellos siempre nos tratan muy bien y te ofrecen ayuda psicológica, aunque yo no la llegué a necesitar. Pero este ha sido el trabajo en el que menos imprescindible me he sentido, a las personas televisivas como nosotros, no nos tratan muy bien, tan sólo somos carnaza. 

¿Cuándo decide dejar ese mundo?

Cuando aparece Merche, empezamos a recibir muchísimos comentarios negativos, la gente intentaba envenenar en las redes y nosotros queríamos tener la vida más tranquila posible. Decidí dedicarme a ella y a mi familia para estar más tranquilo. 

Pero en las últimas semanas ha vuelto a ser protagonista.

Estamos enfadados porque cataloguen y etiqueten a mi hija como adoptiva y tan sólo hija de Merche. Desde el inicio hemos estado juntos, ella es mi hija. Se está haciendo mayor, sabe perfectamente de dónde viene pero no quiero que lea ciertas cosas. Esto es lo que más me molesta de todo. Y si no estoy con mis otros hijos tanto como con ella es porque no viven siempre conmigo como ocurre con todos los hijos de padres separados.

[Más información: Ania de 'GH': "Ya no tengo anorexia. Se lo debo todo a la Seguridad Social"]