Después de un tiempo probando suerte en el mundo de la interpretación en Los Ángeles, Sonia Monroy (45 años) regresaba hace unos días a España cargada de ilusión. Aterrizaba en la Ciudad Condal y pronto desaparecía su alegría para convertirse en indignación. Nada más pisar el aeropuerto de Barcelona, y mientras procedía a alquilar un coche, la artista sufrió un aparatoso robo

Noticias relacionadas

Totalmente destrozada y enfadada tras percatarse del hurto, Monroy se desahogó en su red social después de interponer una denuncia que valoraba los daños en 62.860 euros aproximadamente"¡Y luego me dicen que por qué digo que España es una mierda! Acabo de aterrizar y nos acaban de robar aquí, en el aeropuerto, alquilando el coche", aseguraba la actriz en uno de los vídeos publicados. 

Con el afán de que ese acto no quedara impune, la exconcursante de Supervivientes subía una foto a Instagram Stores con la denuncia interpuesta minutos antes. Junto a la imagen, Sonia expresaba, con mucho dolor, que lo que más lamenta del robo es que lo sustraído cuenta con gran valor sentimental para ella. Y es que, además de dinero metálico, le sustrajeron de sus pertenencias anillos de boda, joyas y documentos.

El fuerte mosqueo de Sonia Monroy queda reflejado en sus publicaciones, en las que lanza unas duras palabras: "¡Qué asco de gentuza! Si les cortaran la mano a la primera no seguirían robándonos". No cabe duda de que su regreso a España no ha podido ser más desastroso e infortunado. 

[Más información: El engaño de la aparición de Sonia Monroy en los Óscar 2015]