Jesús Carmona Elena Bustamante

Corría el año 2003 cuando se coló en los hogares españoles un programa revolucionario hasta el momento: Aquí hay tomate. Al frente del mismo estaban un jovencísimo Jorge Javier Vázquez (47 años) y una chica morena llamada Carmen Alcayde (45). El tándem perfecto, el dúo ácido. Ambos se convirtieron en la pareja con más chispa de la tele hasta el año 2008, cuando el espacio se fundió a negro. Entonces, Jorge Javier cogió otros timones televisivos -claramente con más tino- y Carmen lo intentó. De hecho, no se rindió.  

Noticias relacionadas

Presentó las campanadas de Fin de Año de 2004 a 2006 y, tras varias intentonas como presentadora -algunos espacios duraron escasas semanas en pantalla-, la realidad terminó por imponerse en su caso; el éxito sin réplica había dejado de acompañarla, el fin de El Tomate había marcado un punto de inflexión. Entonces, llegó una nueva ocupación para ella, un nuevo rango, una posición en nada parecida a aquella de 2003: la de colaboradora. Y en esas, Carmen ha tenido que esperar hasta 2018, entre debates de Gran Hermano, para que alguien confiara de nuevo en su sapiencia como presentadora. 

Carmen y Jorge Javier en 2003. Gtres

En pocos días, Telemadrid estrenará nuevo programa, Aquí hay madroño, con Alcayde y David Valldeperas como presentadores. Es el gran momento, la gran oportunidad para la 'chica olvidada' de Mediaset. Eso sí, su regreso a la pequeña pantalla no será en una cadena nacional, sino en una autonómica. Se le acabaron las grandes cuotas de pantalla; ahora solo los madrileños podrán disfrutar de la valenciana. Un estimulante nuevo proyecto que le dará oxígeno profesional y dejará atrás su etapa como colaboradora. Ante esta situación, JALEOS se ha interesado por las cuentas de la comunicadora, por la salud de sus empresas. ¿En qué situación se encuentran? ¿Realmente necesitaba Alcayde esta oportunidad profesional? La respuesta parece clara: sí. 

Sus tristes cuentas: también sin éxito empresarial 

La televisiva ha constituido en estos años dos compañías junto a su esposo, Eduardo Primo Arnau -su pareja de toda la vida-, aunque ninguna de ellas puede presumir de tener unas cuentas saneadas. La primera de ellas es One 11 One, una compañía dedicada al sector de los medios de comunicación y el sector audiovisual. Concretamente, la empresa que gestiona su página web. La pareja entró a formar parte de esta sociedad en febrero de 2004, un año después de consolidarse como una figura en la televisión tras presentar Aquí hay tomate en Telecinco. 

Esta sociedad no se encuentra en su mejor momento, y es que hace años que se encuentra en números rojos, con unas pérdidas en 2016 que ascendían a 20.518,81 euros. Aunque hay que señalar que para poder hacer frente a esta mala situación la compañía cuenta con un activo de 240.000 euros. 

Carmen Alcayde. Gtres

La segunda de sus compañías es Caredu Financial Investments S.L. Carmen y su marido fundaron esta sociedad con el mismo objeto que la anterior en enero de 2007, en uno de los mejores momentos profesionales de la periodista. Prueba de este éxito es el capital inicial con el que iniciaron esta sociedad: 160.000 euros, una cantidad más que superior al mínimo exigido por ley; 3.000 euros. La compañía hace años que no ingresa ni un solo euro, y eso conlleva que ejercicio tras ejercicio la empresa presentaba pérdidas. Pero no todo es negativo, ya que aunque no le reporta beneficios tampoco tiene obligaciones pues no tiene deudas pero sí un patrimonio de 350.000 euros.

Seis fracasos televisivos entre sus colaboraciones

Tras el final de Aquí hay tomate, fue en 2005 cuando Alcayde comenzó a colaborar por primera vez en Gran Hermano: El Debate. Dos años más tarde, en 2007, la cadena volvió a confiar en ella como presentadora en el fin de semana con Aquí hay tomate: Weekend. Sin embargo, el espacio no arrojó los datos de audiencia esperados y se esfumó de la parrilla de Telecinco. Un año más tarde, se escribió un espacio bajo su sello, Las gafas de Angelino. Tampoco entonces le acompañó la suerte en forma de share.

Entre ese año, 2009 y 2010, Carmen testó tres nuevos formatos, ¡Guaypaut!, Guinness World Records y Fresa Ácida, y ninguno engatusó a los espectadores. Años más tarde, la productora de Ana Rosa Quintana (62) le dio la oportunidad de presentar el espacio matutino en verano. Entonces, los datos respondieron como se esperaba. Quizás por esa aparente buena suerte, la cadena de Fuencarral intentó poner su nombre en Las bodas de Sálvame, pero la audiencia demostró que el público quería a Kiko Hernández (41). Ahora, en 2018, la profesión le vuelve a tender la mano de Carmen Alcayde. ¿Con final feliz?

Donde sí ha triunfado Carmen sin ningún rasgón en su vida ha sido en el plano personal. Ha formado una familia numerosa con Eduardo Primo Arnau, con quien se casó en el año 2003. La primera hija del matrimonio, Carmen Lucía, nació en 2009 y un año más tarde tuvieron a Eduardo. Fue en 2014 cuando la segunda niña, Olivia, llegó a la vida de sus padres. La presentadora ha podido conciliar a la perfección su vida profesional con su vida familiar gracias al apoyo de su marido. Carmen y Eduardo tienen fijada su residencia en Valencia y la presentadora viaja a Madrid para cumplir con sus compromisos profesionales. "Los niños se quedan en la playa con su padre", ha dicho en alguna ocasión cuando está trabajando.

[Más información: Jorge Javier, sobre Carmen Alcayde: "Había veces que no nos hablábamos"]