Hace unas semanas Susanna Griso (48 años) se convertía en madre por tercera vez. El pasado 23 de abril, la presentadora viajó a Abiyán, en Costa de Márfil, para recoger a su hija adoptiva. Esta semana la periodista ha vuelto a la televisión y lo ha hecho entre halagos y regalos para la pequeña. El último, Mariano Rajoy (63). 

Noticias relacionadas

Esta mañana del 10 de mayo, Griso recibía en el plató de Espejo Público al presidente. La entrevista ha sucedido con normalidad hasta el final. Cuando la presentadora ha despedido a su invitado este ha reclamado su atención: "Oye", ha espetado al pensar que los micrófonos se habían desconectado. 

Tras llamarle, se ha tapado la boca y le ha felicitado por su reciente maternidad. "Ya sé que ha venido tu hija", le ha dicho. "Muchas gracias, muchas gracias por las felicitaciones", le ha respondido Susanna Griso.

La periodista, entre asombrada y contenta, le ha confesado a Rajoy que los micrófonos seguían abiertos. Un gesto divertido que sin duda se ha convertido en una de las anécdotas de la mañana en la entrevista política. 

El presidente ha querido tener un buen gesto con la periodista aunque la idea no haya salido como él se imaginaba. Una divertida confesión que ha celebrado la presentadora con sus agradecimientos. 

No ha sido el único invitado que ha celebrado la maternidad de Susanna a su vuelta del país africano. El abogado Pau Molins acudió al programa del lunes con una pulsera para la pequeña, un regalo que emocionó a la presentadora. 

Griso vive esta nueva etapa con mucha emoción. Tras ocho años de espera la presentadora ya puede acoger a su hija entre sus brazos. La familia viajó al completo a Costa de Márfil, tal y como informó en un primer momento JALEOS parar ecibirla en todos juntos. 

[Más información: Susanna Griso vuelve al trabajo entre felicitaciones y regalos para su hija]