Jesús Quintero (77 años) ha agotado el plazo para abonar la deuda por impago del alquiler del teatro sevillano que lleva su nombre. La empresa propietaria del local, Inversiones Frois Lissen S.L, lleva años reclamándole al 'loco de la colina' el dinero que debe. Una cuantía que asciende a más de 500.000 euros.

Noticias relacionadas

[Más información: Jesús Quintero, al borde del desahucio a pesar de su millonario patrimonio]

Ante esta situación, el juzgado de primera instancia de Sevilla que tramita el procedimiento de desahucio contra el conocido periodista había dado un ultimátum a este para que pagase la deuda que tiene con los propietarios del local. Este plazo ya ha expirado. Fue este miércoles. Pero, ¿ha pagado el periodista sus deudas? JALEOS se ha puesto en contacto con los letrados de las partes enfrentadas. 

Jesús Quintero en imagen de archivo Gtres

"Jesús ni ha pagado ni va a pagar, no lo ha hecho nunca y no lo va a hacer ahora. A fecha de hoy no ha pagado nada. Lo que es un hecho es que ha sido desahuciado a la espera del embargo. Si no paga, el recurso será rechazado y la sentencia será firme", ha asegurado a este medio Jorge Díaz del Río, abogado que defiende a los dueños del local sevillano. 

"Hubo un contrato privado que Jesús firmó en 2006"

Realmente, ¿dónde radica este desencuentro entre las partes?, pregunta este medio. "El abogado de Jesús Quintero ha metido la pata al decir que el contrato que firmaron las partes en 2006 cuando Jesús llegó al teatro tenía cláusulas leoninas y abusivas. Es una barbaridad. Hubo un contrato privado que Jesús firmó y con el que estaba de acuerdo", ha explicado este letrado.

Jesús Quintero Gtres

El problema, según la versión de este jurista, es que el letrado que defiende al mítico locutor asegura que la firma que rubricó Quintero aquel 2006 era falsa: "Esa persona defiende eso cuando Quintero reconoce que sí que es su firma. De todas formas, si quiere apelar deberá pagar los meses que debe de alquiler".

Por otra parte, este medio se ha puesto en contacto con el abogado del periodista, Emilio Moeckel, quien mantiene que estos procedimientos -refiriéndose al ultimátum del juez sevillano- son "resoluciones recurribles" y que, por tanto, la deuda que se le imputa a su defensa será recurrida.

Queda por saber si se ejecutará finalmente el embargo o si Jesús Quintero pagará esa cantidad que le reclama el juez. Según Moeckel, el teatro no es tan rentable como para pagar un alquiler de 20.000 euros y estaría llegando a un acuerdo extrajudicial para reducir la renta.