Ya lo decía el propio Ángel Nieto: "Si no se hubiera metido tanto en el lío de la fama, las fiestas y las mujeres, Fonsi habría conseguido al menos uno o dos títulos mundiales". Y es que el joven expiloto convertido en DJ prefirió los focos y los flashes de las cámaras que las luces de los semáforos en los circuitos.

Noticias relacionadas

Y es que pese a que Fonsi (38) nunca logró el abrumador éxito de su tío, sí alzó el apellido Nieto a lo más alto del Campeonato de Motociclismo de España y tuvo una carrera con sus altos y bajos, y tantos seguidores como detractores, pero todos le conocían. Por su parte, Gelete y Pablo, los hijos mayores del zamorano han hecho un camino más humilde, trabajando más por las cifras de su equipo al completo que por sí mismos. 

Desde JALEOS recopilamos los motivos más destacados por los que todo el mundo piensa en Fonsi como hijo de Ángel Nieto y se olvidan del resto:

CON LA 'CHULERÍA' DE SU TÍO EN EL PADDOCK

Fonsi tiene como primer apellido González, y Nieto es por su parte materna, pero quiso aliarse al apellido de su tío más famoso para dar el salto al motociclismo. Cuando lo hizo, su intensidad en la forma de pilotar y el hecho de tener como referente a su tío le convirtieron en el centro de todas las miradas, tanto del público en las carreras como de sus propios rivales que esperaban que no hubiera heredado el buen hacer del 12+1 veces campeón.

Fonsi paseándose por el circuito. Gtres

Ángel fue el padrino deportivo de su sobrino y tenía grandes esperanzas puestas en él, porque cuando se adentró en la competición de máximo nivel era 1999 y Ángel dejó el motociclismo una década antes, por lo que la carrera del joven supuso para el zamorano una gran motivación y se mostraba volcado en él, como se pudo ver en la mayoría de carreras a las que acudía para apoyarle.

Además de la presencia del patriarca de los Nieto, otro de los puntos que atraía de Fonsi era su físico y su forma de pasearse por el paddock con un estilo de ropa moderna y pícara, un atuendo acorde a su forma de actuar. Y es que en la parrilla de salida él era el que más ligaba con las azafatas que sostenían los paraguas junto a las motos.

El atractivo también es un atributo de Gelete Nieto, pero su discreción tanto en el terreno personal como en el profesional, ha hecho que su físico no trascendiera tanto como lo hacía el éxito entre las mujeres de su primo.

SUS PAREJAS DE REVISTA

Su gran exposición mediática comenzó cuando empezó a salir con Elsa Pataky (41) a principios de los años 2000. La bella actriz se paseaba en moto agarrada a Fonsi por el paddock y los medios querían captar todos sus momentos de caricias y complicidad. Capturas que copaban portadas de revistas días después. Tras la madrileña, llegó a la vida de Fonsi la modelo Ariadne Artiles (35), una relación que acabó en boda en el año 2005, con su exclusiva en ¡HOLA! incluida.

Fonsi junto a Elsa Pataky en el circuito.

Con la primavera de 2010 apareció Alba Carrillo (31), la que se convertiría en la madre de su único hijo, Lucas (5), y con la que a día de hoy continúa en guerras esporádicas y muy mediáticas en lucha por el bienestar de su primogénito. Sin embargo, poco después, alrededor del año 2012, Marta Castro (38) enamoró al expiloto y tras casi cinco años de amor se dieron el 'sí, quiero', también bajo exclusiva de la famosa cabecera rosa, en una boda ibicenca el pasado mes de abril.

La lista de romances de Gelete y Pablo no ha trascendido como lo ha hecho la de su primo. Actualmente el primogénito está casado con la maquilladora de las famosas, Beatriz Matallana, quien mantiene una grandísima amistad con una ex de Fonsi, Elsa Pataky. Además, tienen una hija en común llamada Mía. Por su parte, Pablo, mantiene una relación con la bella abogada Jenni Palacios.

DE LOS FLASHES A LAS LUCES DE DISCOTECA

El hecho de que Fonsi estuviera invitado a tantos eventos para posar ante el photocall con sus guapas parejas, hizo que el joven se aficionara a ese ambiente festivo. Dejó el motociclismo en el año 2007 y se instaló en Ibiza como su tío favorito. Si ya tenía ganas de dedicarse al mundo de la noche, el hecho de residir en un lugar como la isla pitiusa en la que las fiestas están a la orden del día hizo que no tuviera dudas acerca de decantarse por el mundo de la música y la profesión de DJ.

Fonsi ejerciendo de DJ. Redes sociales

Fonsi ha sabido aprovechar su fama conseguida en los circuitos y en las revistas para triunfar en el mundo de los disc jokeys. Su gira de conciertos es un no parar, y más aún en estas fechas en las que prácticamente vive en los aviones porque de un día para otro cambia de destino para llenar de ritmo las noches en todos los rincones españoles. Por eso, cuando Ángel Nieto sufrió el accidente, su sobrino no dudó en suspender momentáneamente su ajetreado tour para estar junto a él, y es que ahora mismo Fonsi no se encuentra con ganas de celebrar nada.