María Teresa Campos (76 años) ha visto por primera vez, después de más de medio siglo trabajando como periodista, sus cuentas en negativo. En 2015, cuando su programa ¡Qué tiempo tan feliz! de Telecinco comenzó a tambalearse, sus ingresos cayeron en picado. La presentadora tuvo que hacer frente al descubierto de la empresa Teteco SL (a través de la que gestiona sus trabajos en televisión) con los ahorros generados a lo largo de su carrera. 

Noticias relacionadas

Desde finales de los años 90, María Teresa Campos venía cobrando sueldos millonarios gracias a los que todavía conserva unas reservas de más de 3 millones y medio de euros, pero el paso del año 2014 al 2015 marcó un antes y un después en su recorrido. Facturó menos de la mitad: de 966.000 euros en 2014 a 469.000 en 2015. Unas cifras que le obligaron a prescindir de personal y a acumular unas pérdidas de algo más de 11.300 euros.

María Teresa Campos en el programa ¡Qué tiempo tan feliz!

'Qué tiempo tan feliz', el principio del fin

Precisamente en septiembre de 2014 el programa ¡Qué tiempo tan feliz! presentado por la veterana periodista -que este jueves recibe la Medalla al Mérito en el Trabajo de manos del presidente del Gobierno- cambió de horario. Telecinco retrasó el inicio una hora y media y, a partir de ahí, el espacio fue sufriendo cambios hasta que finalmente lo retiraron en marzo de 2017. 

María Teresa Campos y sus hijas, a su salida del hospital. Gtres

Ese distanciamiento de la cadena de Mediaset y María Teresa Campos se vio reflejado, claramente, en sus cuentas. La empresa familiar Teteco SL (en la que también aparece como apoderada Carmen Borrego, la hija menor de la presentadora) facturó en 2014 cerca de 1 millón de euros por sus trabajos y en 2015 menos de medio millón de euros.

[Más información: María Teresa dice adiós a 'QTTF' entre lágrimas: "Estoy flojita, pero no por el programa"]

Ahorros y propiedades para afrontar una buena jubilación

La salud de María Teresa Campos también se ha resentido durante el último año. Sobre todo en los últimos meses, cuando sufrió un ictus por el que tuvo que ser hospitalizada de urgencia y del que se ha recuperado en los últimos meses.

[Más información: Así se enteró Bigote del ictus de Teresa Campos: "Me quería morir. Me tuve que tomar un Lexatin"]

Tras salir del hospital, sus hijas le recomendaron que se tomara la vida con más calma.  La trayectoria de María Teresa Campos está íntimamente ligada a los medios de comunicación y no se entendería de otra manera. Por eso, cuando se conoció que su ingreso se debía a una isquemia cerebral, sus amigos de toda la vida, como el periodista Jaime Peñafiel o su primer compañero en la radio, Diego Gómez Cabrera, contaron a EL ESPAÑOL que no se la imaginaban abandonando los platós de televisión tan rápido.

[Más información: De 'Mary Tere' a 'la Campos': triunfo y ocaso de la primera reina de la Televisión]

En todo caso, si decidiera jubilarse después de 55 años dedicados al Periodismo, María Teresa Campos no tendría, de momento, problemas económicos. Tiene un patrimononio (bienes muebles) valorado en casi 6 millones de euros y en 2015 compró una vivienda de casi 600.000 euros.

La presentadora tiene más de un millón de euros en un fondo de inversión o plan de pensiones y medio millón de euros de ahorros, además de 50.000 euros en 'cash' o dinero líquido.