Si este lunes por la tarde los espectadores sintonizan Cuatro puede que sientan un déjà vu cuando en la pequeña pantalla aparezcan juntos Florentino Fernández (44 años), Javier Capitán (55), Inma del Moral (43) y Felisuco (51). No, no es que haya vuelto el mítico programa El informal, ni siquiera que hayamos retrocedido veinte años en el tiempo hasta situarnos a finales de los 90. 

Noticias relacionadas

Inma del Moral entrevistó a todo tipo de personas en El Informal. En la imagen. Francisco Umbral.

Dani&Flo se ha encargado de reunir a los compañeros que en su día provocaron una auténtica revolución con sketches y expresiones como Pifias mentales o Lo que diga la rubia.

Una de las rubias del programa era precisamente Inma del Moral. Madrileña y con unos característicos rizos, debutó con sólo 24 años con tanta soltura y desparpajo que enseguida se granjeó la simpatía y el cariño de políticos, empresarios y del público.

Aquella joven, que pronto se convirtió en la chica de moda gracias a sus originales reportajes en El Informal, acabó dejando la primera línea de la actualidad televisiva y social, aunque lo cierto es que nunca dejó de trabajar.

Del Moral, que comenzó como modelo, fue pillada en el año 2000 por la revista Interviú haciendo topless en la playaLas imágenes, que no hicieron demasiada gracia a la protagonista, sirvieron para encumbrarla hasta rozar la categoría de sex symbol. El presentador y cómico Pedro Ruiz (69) pronto se fijó en ella y ambos comenzarían una relación muy sonada que acaparó decenas de páginas en el papel couché.

Pedro Ruiz e Inma del Moral mantuvieron una sonada e intensa relación amorosa. Gtres

Pasó por TVE para participar en Vértigo, junto a Antonio Resines (62) y después fichó después por Antena 3 para presentar el late night El rayo, que no tuvo demasiado éxito y pronto sería retirado de la parrilla televisiva. Inma del Moral decidió seguir entonces los mismos pasos que su fallido programa y dedicarse a otros menesteres, concretamente a la interpretación. Así, participó en películas como La mujer más fea del mundo, La familia... 30 años después, Marujas asesinas, Locos por el sexo, La marcha verde y Tánger, entre otras. Volvió a la televisión, pero esta vez para intervenir en series como Un chupete para ella y Obsesión.

Sin embargo, su incursión interpretativa no fue la deseada, pues en dos ocasiones recibió premios a la peor actriz y peor actriz secundaria. De ahí que poco a poco, la dicharachera exreportera se desvinculara de la pantalla y se acercó paulatinamente a la radio.

Así, aterrizó en los estudios de Los 40, donde intervino en Anda ya y presentó los Premios 40 Principales en el Palacio de los Deportes de Madrid en el año 2007.

Para entonces, Inma del Moral tenía ya otras prioridades. Se había casado con el cámara argentino Juan Herrera y tenía un hijo -Tomás, que ahora tiene 10 años-, por lo que prefirió retirarse a la casa de campo con huerto propio que posee el matrimonio. Sin embargo, la exmodelo reaparece de vez en cuando para subirse a las pasarelas de forma esporádica, para presentar algún programa puntual como La guerra de los mandos (TVE) o hacer alguna incursión televisiva, como ocurrió hace tres años con Cuéntame cómo pasó (TVE), uno de sus últimos proyectos. La interpretación le apasiona y quiere seguir inmersa en este mundo, siempre y cuando pueda compatibilizarla con su exitosa faceta personal.

[Más información: Inma del Moral: "Siempre llevo una tabla de surfear a la playa"]

Sus últimos proyectos profesionales han pasado, de nuevo, por la televisión. Además de participar en una broma de la Gala Inocente 2016 destinada al cantante Manuel Carrasco (36), la actriz ha acudido en alguna ocasión al programa Pasapalabra como invitada.

También ha intervenido en el libro Vivir sin gluten, en el que la madrileña relata su testimonio como celíaca, curiosamente la misma intolerancia que padece su sucesora en El informal, Patricia Conde (37).