Tras varios años a la venta, Norberto Ortiz Osborne, Bertín Osborne (62 años), ha conseguido encajar su negocio menos rentable, las bodegas Conde de Donadio de Casasola, situadas en la localidad riojana de Ollauri. 

Noticias relacionadas

El presentador seguirá, en todo caso, vinculado al negocio. De hecho, según ha explicado a EL ESPAÑOL, está haciendo contactos con un grupo de amigos "gente joven, emprendedora y con ideas divertidas" para volver a entrar en la sociedad compradora como socio.

Bertín Osborne gestiona este negocio desde el año 2003 y hace unos años lo puso a la venta por 2,5 millones de euros, según adelantaba este lunes Economía Digital. El cantante ha confirmado la venta a EL ESPAÑOL, pero no ha especificado la cifra por la que finalmente ha vendido las bodegas ni quién es el comprador. 

Se trata de unas instalaciones centenarias, en pie desde 1877 y situadas muy cerca de la localidad de Haro, donde se elaboran los vinos más reconocidos de la Denominación de Origen Calificada Rioja, a la que también están adscritos los caldos de Bertín Osborne. Él define la bodega como "una joya" de la que le da pena deshacerse. Por eso es muy posible que pronto le veamos lanzando el nuevo proyecto junto a los actuales dueños con el grupo de empresarios y amigos aludidos. 

Bertín Osborne compró el negocio con mucha ilusión. Su padre, su esposa Fabiola Martínez (44) y el empresario Álvaro López Carrizosa entraron como accionistas de la sociedad, que recibe el mismo nombre que las bodegas y que ha tenido pérdidas en los últimos dos años.

Bertín Osborne junto a su esposa Fabiola Martínez. Gtres

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, en el ejercicio de 2015 de la sociedad, las pérdidas alcanzarn casi los 27.000 euros, mientras que en 2014 ascendieron a los casi 49.500 euros. En 2013, sin embargo, la empresa tuvo un resultado positivo de cerca de 97.000 euros. En este último ejercicio, la sociedad todavía tenía una deuda a corto plazo de 780.000 euros.

Antes de dedicarse a la televisión, el jerezano trabajó durante casi cuatro años vendiendo vino en Nueva Rumasa, de ahí su pasión por el mundo vinícola. En la restauración de las bodegas Conde de Donadio de Casasola, que fueron explotadas en los años 60 por última vez antes de que él las recuperara, invirtió mucho dinero. Contrató a prestigiosos decoradores, como Pedro Vicente Ortega y Jull Dziamski, quien también diseñó los restaurantes del expiloto alemán Michael Shumaker.

Bertin Osborne durante la presentación de uno de sus vinos. Gtres

En distintas entrevistas, Bertín Osborne ha reconocido que no es "enólogo ni químico", pero sabe diferenciar entre un vino bueno y uno malo. La última añada de sus caldos fue la de 2011, elaborados con las variedades Tempranillo, Garnacha, Mazuelo y Graciano. Se trata de vinos contundentes que, después de reposar en depósitos de cemento, recibían hasta dos trasiegos en barricas de roble francés y americano durante 12 meses.

LOS OTROS NEGOCIOS DE BERTÍN OSBORNE

En su momento más dulce gracias al éxito del programa Mi casa es la tuya, la economía de Bertín Osborne no se verá tambaleada por este tropezón empresarial. Por cada programa grabado, el presentador se lleva 30.000 euros más un un bonus de 1.000 euros por cada décima de cuota de pantalla que supere el 18% de share hasta un máximo de un 23%, según ha publicado ya EL ESPAÑOL. 

[Más información: El sueldo de Bertín Osborne sube de los 12.000 a los 30.000 euros en Telecinco]

Además, el cantante tiene otros negocios. Con los ingresos de la empresa de productos de alimentación al pormayor Bertin Osborne Alimentación SL, financia su fundación, dedicada a ayudar a niños con lesiones cerebrales. La creó en 2009 con un capital social de casi 600.000 euros.

Bertín Osborne en uno de los eventos promocionales de su marca. Gtres

Osborne también es el administrador único de Bertin Osborne Intermediaciones SL y Corporativa Eucanor SL, ambas dedicadas a la creación artística y literaria, a través de las que gestiona los ingresos por los derechos de sus libros y canciones. La segunda ha debido sustituir a la primera, que en 2015 registró unas pérdidas de 64.000 euros. Corporativa Eucanor, fundada en 2015, tiene en cambio un resultado positivo de más de 133.000 euros. Por último, Osborne también gestiona de manera individual desde el año pasado la empresa Crooner 2016 SL, dedicada a la gestión de salas de espectáculos.