Tras protagonizar esta semana una comentada pelea con su compañera de programa la periodista María Patiño (45 años), Paz Padilla (47) vuelve a estar en el punto de mira por una imagen que ha publicado en sus perfiles sociales. En ella aparece la gaditana con su hija tomando el desayuno y una empleada del hogar sirviendo el mismo. El texto que acompaña a la instantánea reza: "Las mujeres de mi casa os deseamos ¡¡¡buenos días navideños!!!!".

Muchos seguidores de Padilla han criticado el hecho de que la foto haya sido tomada justo en el mismo momento en el que la chica del hogar servía una taza de café a Padilla. "Si la 'tercera mujer de tu casa' tuviese los brazos apoyados en vuestras sillas, o si tu la estuvieses mirando, la foto para mí, tendría un sentido totalmente diferente", explica una fan. "Paz deja de decir lo humilde que eres y demuéstralo", recrimina otro. Y así hasta más de200 comentarios, en los que incluso se han atrevido a llamarla "explotadora", que han obligado a la artista a dar explicaciones.

Horas más tarde, Paz Padilla colgaba otra imagen en Internet, a modo de collage, con peluqueros, maquilladores y estilistas. Todas ellas personas que no sirven sino que ayudan a que la vida de la humorista y también actriz sea más fácil. Así por lo menos lo explicaba ella misma junto a la fotografía: "Por los visto algunos van a decir de vosotros que os he explotado, os quiero porque me hacéis la vida más fácil, sois muy buenos profesionales. Son fotos que he colgado anteriormente en mi Instagram".

Y por si no queda suficientemente claro que la intención de Padilla nunca ha sido quedar de "señorita", la artista ha publicado una imagen más en su casa con todos vestidos de Papá Noel, incluida la empleada del hogar a la que considera parte de su familia.

La presentadora nunca ha ocultado que viene de una familia muy humilde. "Yo he ido con mi madre a Cáritas. Durante muchos años solo comíamos pan con manteca, hubo Reyes que yo no tuve nada. Pero éramos tan felices, [mi padre] nos lo daba todo. Recuerdo una noche de Reyes que no teníamos regalo ninguno, ni un solo juguete". Una infancia que afortunadamente nada tiene que ver con su presente. Gracias a su trabajo hoy no le falta de nada. No sólo presenta Sálvame diario, sino que también es uno de los personajes favoritos de La que se avecina.