Es una de las casas chocolateras con más personalidad de Los Ángeles. Fundada en 1950, desde su origen Compartés ha endulzado a la crème de la crème de Hollywood, contando entre su clientela con figuras tan destacadas como la exuberante Marilyn Monroe, Frank Sinatra, Elvis Presley e, incluso, al político británico Winston Churchill y a los Kennedy. Un selecto grupo del que aún puede seguir presumiendo y al que hoy día se suman también numerosas celebridades del mundo de la música, la televisión y el cine como Gwyneth Paltrow, Nicole Kidman, Steven Spielberg, los Beckham y Elton John, entre otros.

Y aunque más de 50 años trabajando y perfeccionando el arte del chocolate es razón más que suficiente para confiar en la calidad de esta 'boutique dulce', no hay duda de que en la actualidad su éxito se debe a la gran labor y saber hacer de Jonathan Grahm, artesano y maestro chocolatero nombrado por la revista Forbes uno de los empresarios menores de 30 más influyentes. Y no es para menos. Su pasión comenzó cuando tan solo contaba quince años y, desde entonces, no ha parado en su afán por conseguir cumplir todos sus sueños y convertir Compartés en una marca de éxito internacional.

Gracias a una elaboración artesanal -todos los chocolates son realizados a mano en sus cocinas de Brentwood y Century City con ingredientes 100% orgánicos-, y a una visión única del chocolate como arte; Grahm ha conseguido cosechar numerosos premios y convertirse en imprescindible de eventos tan populares como los premios Oscar o los Emmy.

MÁS QUE CHOCOLATE CON LECHE

Además de su elaborado y llamativo packaging, así como la posibilidad de personalizar sus bombones y tabletas, Compartés ha sabido diferenciarse de la competencia, convirtiéndose en una marca de chocolate única y muy exclusiva gracias a su original y amplia carta de sabores. En concreto, más de 200 variedades de chocolate negro, con leche y blanco combinados con los ingredientes más inesperados de la cocina que, lejos de las típicas almendras o arroz inflado, convierten el placer de comer chocolate en una verdadera explosión de sensaciones.

Combinaciones para todos los gustos y paladares entre las que destacan: para los amantes del mix dulce y salado, chocolate negro con virutas de pretzel o patatas fritas; para los healthy, delicioso chocolate blanco con aguacate de California, chocolate negro 75% con kale y semillas de calabaza y sésamo o de té verde matcha, la bebida de moda. Para los más sibaritas, chocolate de vino rosa con cristales de pétalos comestibles o sabor tequila. Y para los golosos, chocolate con sabor a bowl de cereales o a tarta de cumpleaños.

Y, aunque Compartés solo tiene establecimientos en Los Ángeles, por suerte para nosotros, en su tienda online están disponibles todos y cada uno de estos originales y muy exclusivos chocolates. 

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain