Chopard, una de las joyerías más prestigiosas del mundo y con la que trabajan reconocidas personalidades como Georgina Rodríguez (27 años) o Julia Roberts (53), ostenta de tener el modelo de gafas de sol más caras. Se trata de un diseño único, fabricado en oro de 24 quilates y 51 diamantes incrustados de cuatro quilates cada uno, obra de De Rigo Vision, una empresa familiar que con los años se ha convertido en líder del sector.

Noticias relacionadas

El modelo en cuestión alcanza la cifra de 400.000 dólares (338.366 euros) y, aunque fue lanzado al mercado hace casi 10 años, todavía no ha sido destronado por otras gafas de sol de la competencia. Teniendo en cuenta que es un accesorio de lujo, su presentación -mayo de 2012- se llevó a cabo en Dubái, un escenario elitesco acorde con el vanguardismo y la sofisticación que quería mostrar Chopard en aquel momento.  

Para el incruste de diamantes se utilizó una técnica especial que permitió que las piedras se fijaran de tal forma, que dejaran salir una luz característica. Según se explicó en su momento, La 'C' que se aprecia en sus laterales y que hace referencia al logo de Chopard, llama la atención por un esmalte de estufa artesanal, creada mediante el uso de polvo de vidrio de color. ¿El resultado? Unas gafas de sol que más allá de su funcionalidad, han dado la vuelta al mundo por su exclusividad y por haber destronado del podio de 'las más caras' a aquellas creadas por firmas de lujo que forman parte de su competencia.

Detalles de las gafas de sol de Chopard.

Antes de que se desvelara el modelo de Chopard, Bentley contaba con un diseño de 65.000 dólares, Luxiator Style con uno de marfil y diamantes cuyo precio alcanzaba los 45.000 dólares, mientras que Dolce & Gabbana tenía a la venta unas gafas de sol de 25.000 dólares. 

Actualmente, cuando ya han pasado nueve años desde que se dio a conocer la innovación -para aquel entonces- de Chopard, la firma suiza sigue manteniendo su alianza con De Rigo Vision. Hace un año, de hecho, presentaron la colección Chopard Sun, basados en dos principios que ha caracterizado a la joyería: innovación tecnológica y manufactura fina. Una gran parte de sus piezas destacan por sus materiales y detalles ornamentales que, según explican en la web de la empresa líder en joyería, recuerdan a las líneas más icónicas de la maison suiza. Así, han trabajado en diseños contemporáneos y glamorosos, donde ha primado la calidad. 

Colección 2020 de Chopard con De Rigo. De Rigo

Por la mezcla de una serie de elementos -titanio y detalles texturizados que ha dado pie a un estilo más joven y vanguardista- De Rigo Vision asegura en su plataforma que esta última colección es digna de alfombra roja. Una apreciación muy similar a la que se dio en el momento que Chopard lanzó las gafas más de sol más caras del mundo. A día de hoy sigue siendo un modelo que solo tiene cabida en los sectores más elitescos

[Más información: Lo que nunca podrás comprarte: el bikini más caro del mundo por 25 millones de euros]